Además de la quita de subsidios, la cual todavía no ha comenzado a aplicarse en el Interior del país, los usuarios también comenzarán a pagar el costo de importación del gas.

Este costo adicional, un verdadero "tarifazo silencioso", ya que por decisión del Gobierno no fue anunciado, hace que algunos usuarios lleguen a pagar casi el doble que la tarifa anterior, sin haber perdido todavía el subsidio.

 

 

 

Las tarifas de gas natural tenían un doble efecto por la intervención del Estado Nacional.

Por una parte, el subsidio sobre el precio del metro cúbico, que aún no ha sido quitado en el Interior del país, y, por otro lado, un cargo tarifario implementado por el Gobierno Nacional en 2008 para cubrir los costos de importación.

El cargo por importación del gas natural había sido creado en el año 2008 mediante el decreto 2067 pero luego fue congelado debido a varias presentaciones judiciales, entre ellas, la medida cautelar presentada por el Defensor del Pueblo de La Nación cuestionando la legitimidad de la norma.

Sin embargo, a partir de la decisión oficial de empezar a desarmar el esquema de subsidios, el Gobierno también comenzó a implementar de manera silenciosa un cambio en el sistema de facturación.

A diferencia de la quita de subsidios que dependerá de si el usuario solicita o no por escrito su mantenimiento y de la aprobación del mismo por parte de las autoridades; el incremento en el cargo tarifario por importación de gas ya comenzó a cobrarse sin que medie ningún trámite burocrático o anuncio de por medio.

Por esta fuerte variación en las boletas de gas que, en algunos casos, representa un aumento exorbitante  superior al cien por ciento, comenzaron a hacerse oir muchos reclamos de los vecinos que se acercaron a la sucursal local de Gas Nea para recibir explicaciones por el fuerte aumento.

Entre las dudas y confusiones más frecuentes entre los usuarios, se destaca el pensamiento de que aumentó el gas o que ya se quitaron los subsidios, sin embargo, este aumento corresponde sólo al ítem de cargo de gas importado, lo cual figura en la factura de servicio de Gas Nea bajo el concepto de "Costo del gas importado", que surge de detectar el promedio de consumo realizado por cada usuario durante 2011.

La confusión surgió a partir de que la aplicación del régimen de facturación se produjo casi en paralelo con el anuncio que hizo el Gobierno sobre un aumento en el cargo tarifario.

Cómo se pagará

Dado que el cargo de gas importado tiene principal influencia en los bimestres donde las temperaturas son más bajas, entre los meses de mayo y septiembre, por su mayor uso en calefacción, si el cargo se cobrara por el consumo de esos bimestres haría muy difícil el pago de las facturas que se vayan a recibir en esa parte del año.

Por eso, y para atenuar, además, el impacto de la quita de subsidios, fundamentalmente en las escalas de mayor consumo, el Gobierno dispuso repartir el importe o costo del mismo en 6 veces, las 6 facturas que se emiten durante el año.

La forma elegida para el prorrateo es tomar como referencia la cantidad de metros cúbicos consumidos durante el año anterior, los seis bimestres anteriores a la medición, se multiplican por el importe que se cobra por el cargo de gas importado, y se divide por seis.

Rodrigo Casella para Gualeguay21