Imprimir

Presente en la apertura de su planta a las autoridades ambientales provinciales, Miguel Vicino, propietario de la las empresas familiares Quimiguay y Soluciones Ambientales, se prestó al diálogo con los medios presentes.

En una reseña inicial, Vicino relató que el último viernes la Municipalidad recibió el resultado de unos análisis y, conforme las disposiciones, informó a Quimiguay al respecto.

De este modo, el empresario relató que, como en estos casos corresponde un plazo de 5 días para realizar el descargo, una vez evaluados los protocolos y los resultados planificaron una reunión en el municipio para el lunes.

 

Sorpresivamente, explicó, violando los cinco días de plazo, el municipio dispuso la clausura del establecimiento el último sábado, horas antes de la marcha prevista.

El análisis que realizó la Municipalidad, de acuerdo a Vicino, mide las emanaciones líquidas y gaseosas, y para ello debe seguir un riguroso protocolo que no habría sido respetado en este caso.

En este sentido, el empresario destacó que Quimiguay no participó de la inspección ni en la toma ni en la selección del laboratorio ni en ningún aspecto del control.

Consultado sobre los vicios encontrados en el protocolo de toma de muestras, Vicino graficó que es lo mismo que medir las emisiones gaseosas de una estación de servicio, la cual se mide tomando muestras a barlovento y a sotavento, donde el diferencial resultante marca la contaminación. Pero, destacó el responsable de Quimiguay, si en lugar de cumplir con ese protocolo se toma en la boca del tanque de nafata mientras se está cargando las mediciones seguramente serán elevadas.

De este mod, Vicino desestimó la legitimidad de los resultados esgrimidos por el municipio para proceder a la clausura.

En lo que respecta al estado de la planta, catalogada como de tratamiento de residuos peligrosos de 3ra categoría, el empresario detalló los diferentes monitoreos que cumple rigurosamente de acuerdo a lo acordado con Medio Ambiente provincial y aseguró que no han existido desvíos en los mismos desde la clausura del año pasado.

En referencia a los dichos sobre la contaminación de la zanja, Vicino se limito a mostrar la misma y a la fauna de tortugas y peces que habitan la misma, aclarando que si se tratara de un foco de contaminación de tendría vida.

Continuando con el relato, el empresario manifestó que el lunes pasado se reunió con el intendente Luis Erro para tratar de darle las explicaciones del caso y que, ante el argumento de las quejas de los vecinos, le propuso conformar una comisión técnica entre el municipio, el Foro Ambiental, los vecinos y su gente para buscar soluciones en conjunto.

En este sentido, Vicino aseguró que Erro se habría comprometido a concertar una reunión con los ambientalistas pero que luego se había suspendido y mañana podría darse el encuentro.

En lo que respecta a su convivencia con los vecinos, el dueño de Quimiguay reconoció que él nunca se acercó a hablar con los vecinos pero que, tampoco, los vecinos se había dirigido a la empresa para preguntar o informarse sobre lo que estaba ocurriendo.

En cuanto a la explotación del galpó ubicado frente a la estación de servicio de El Rodeo, Vicino aclaró que en ese lugar tienen almacenada tierra filtrante y que la Secretaría de Medio Ambiente está al tanto del tema.

Por último, consultado sobre la situación de la planta sobre la ruta 16, el empresario que es una planta de similares características a la de la ruta 11 y que sobre la misma pesan los mismos controles de Medio Ambiente provincial, al tiempo que  no quiso referirse a Daniel Ivelli, vecino de la misma, y solo deslizó que Ivelli fue quien le vendió el terreno para la planta donde en la escritura se especifica bien claro que el destino de la misma es la instalación de una planta de tratamiento de residuos peligrosos.

Vicino cerró la entrevista asegurando que se defenderán con todos los recursos para continuar trabajando como lo venían haciendo, asegurando que está con la consciencia bien tranquila.

Gualeguay21