El gobierno, a través de una resolución de la Secretaría de Ambiente Sustentable, prohibió realizar cualquier tipo de quema en todo el territorio provincial desde el 1º de diciembre hasta el 29 de febrero de 2012.

La medida se debe a las condiciones meteorológicas y pronósticos actuales que indican un elevado riesgo y peligro de ocurrencia de incendios.

 

 

 

Además, se dejan sin efecto las autorizaciones de quema otorgadas en el marco de la Ley Provincial N° 6898 de Manejo del Fuego ante la necesidad de establecer medidas adecuadas de prevención.

En los considerando de la Resolución, firmada por el secretario de Ambiente Sustentable, Fernando Raffo, se expresa que los incendios ocurridos como consecuencia de quemas incontroladas han ocasionado pérdidas importantes no sólo en plantaciones forestales sino que además ponen en riesgo la vida humana y la consecuente contaminación ambiental hacia asentamientos poblacionales cercanos a los focos ígneos detectados.

El período de tres meses establecido en dicha resolución podría sufrir cambios en función de las condiciones meteorológicas que se presenten a futuro.

APF Digital