Imprimir

Los maestros recibieron sus reconocimientos y certificados por parte del Consejo General de Educación (CGE). La propuesta fue producto de un trabajo articulado entre áreas del CGE e Institutos de Formación Docente.

Docentes rurales que cursaron tres años del postítulo en Educación Rural recibieron sus reconocimientos y certificados por parte del Consejo General de Educación (CGE). La propuesta fue producto de un trabajo articulado entre áreas del CGE e Institutos de Formación Docente.

 

 

 

Con financiamiento de Nación, el programa contó con 400 horas de duración y se llevó a cabo en cuatro sedes, Gualeguachú y Concordia, desde 2008, y Nogoyá y La Paz, a partir del 2010. Más de 200 docentes recibieron sus certificados en esta oportunidad.

El acto se llevó a cabo esta semana en la sede del Liceo Paula Albarracín de Sarmiento de Paraná y fue encabezado por la directora de Educación Primaria, Analía Matas, y el director de Educación Superior, Raúl Piazzentino, quienes dirigieron el dispositivo de capacitación en la provincia.

Durante el acto de entrega y al dirigirse a los egresados, Matas afirmó: “Sabemos que este postítulo ha significado mucho sacrificio para ustedes. Para nosotros realmente es un honor y una enorme satisfacción poder entregarles este certificado del día en que concluyeron su postítulo en Educación Rural”.

Agregó también que “este es un trabajo construido entre todos, las Direcciones del CGE articuladamente, los docentes de los profesorados y ustedes. Realmente significó habernos puesto a pensar en conjunto con los Institutos de la 1ra y 2da cohorte que podíamos hacer algo diferente para la Educación Rural”.

Trabajo articulado

Haciendo referencia al trabajo realizado desde el CGE, Piazzentino aseguró que “fueron cuatro años intensos de trabajo y articulación entre las direcciones del CGE, desde las cuales hemos encarado el enorme desafío de realizar acciones en conjunto. Tuvimos que pensar juntos la formación de los docentes que están trabajando en el sistema educativo y sumar a los Institutos de Formación Docente en esta tarea”.

Dirigiéndose a los flamantes egresados les dijo: “Ustedes seguramente serán fortalecidos en sus prácticas, en sus recorridos, en sus experiencias en las escuelas de los ámbito rurales, sobre todo en esta propuesta de especialización donde se le otorga un lugar preponderante a la práctica en las aulas”.

“Para nosotros es un motivo de muchísima alegría y satisfacción el poder tener este tiempo con ustedes para hacerles entrega de este recordatorio y haber compartido esta enorme experiencia. Seguramente en lo cotidiano se pondrá en valor junto con los gurises y las gurisas de las escuelas rurales”, concluyó.

El postítulo

El postítulo Especialización Superior en Educación Rural para el Nivel Primario, del Programa de Mejoramiento de la Educación Rural (Promer) se implementó en la provincia con financiamiento del Ministerio de Educación de la Nación. Contempló el desarrollo de proyectos de enseñanza y aprendizaje contextualizados a la zona rural y el trabajo en plurigrados en la mayoría de las escuelas primarias rurales. Contó con 400 horas de duración y se llevó a cabo en cuatro sedes: Gualeguachú y Concordia, puestos en marcha en el 2008; y Nogoyá y La Paz, a partir del 2010.

La formación estuvo a cargo de docentes de los Institutos Superiores de Formación Docente Continua de Villa Paranacito y La Paz, de la escuela Normal Superior Domingo Faustino Sarmiento de Concordia y la escuela Dr. Antonio Sagarna, de Nogoyá.

De esta primera cohorte participaron más de 200 docentes, directivos rurales y supervisores del nivel primario de todos los departamentos.

El dispositivo constituyó una importante instancia de formación continua en servicio durante la cual los maestros analizaron nuevos contenidos, metodologías y estrategias. También tuvieron la oportunidad de analizar las prácticas docentes, intercambiar experiencias e investigar las trayectorias escolares de los niños y niñas de zonas rurales e islas.

Matas resaltó que el postítulo “es una opción que significa un cambio cualitativo en la formación continua y la vida profesional de los docentes. Pensemos en que hemos transitado años en este postítulo, junto con los equipos de los Institutos de Formación Docente desde una lógica de horizontalidad”

Compromiso educativo

La provincia de Entre Ríos cuenta con 864 escuelas primarias rurales, muchas de ellas con personal único. Fue política de la gestión sostenerlas, aún con escasa matrícula, teniendo en cuenta el derecho a la educación obligatoria y la necesidad de fortalecer el arraigo de las familias en la zona rural y de islas, dedicadas a actividades agrícolas, ganaderas, de apicultura, pesca, emprendimientos productivos, entre otras, y que caracterizan la economía de las diferentes comunidades.

En este marco, el Promer, a cargo de la Dirección de Educación Primaria, constituye una iniciativa del Ministerio de Educación Nacional junto a las provincias, financiado por el Banco Interamericano de Reconstrucción y fomento (BIRF). Está destinado a respaldar la política para la educación en contextos rurales, en términos de mejoras de cobertura, eficiencia, calidad y gestión del Sistema Educativo.

UNO Entre Ríos