Los resultados de Argentina en PISA son bajos. En matemática y ciencias están estancados desde 2006. En lectura se observa una mejora entre 2006 y 2018 pero aún siguen por debajo de los niveles obtenidos en el año 2000. Otros países de la región muestran mejoras significativas.

En el informe del Observatorio Argentinos por la Educación se muestran los puntajes y posiciones relativas de los países de la región que han participado de la prueba. Además, para cada área de conocimiento se presentan los porcentajes de estudiantes en cada nivel de desempeño en estos países y en el promedio de la OCDE. En el anexo se presentan los resultados del total de países participantes.

Es importante contextualizar los resultados obtenidos en PISA. Es por eso que en el anexo A1 de este informe se presenta una selección de indicadores socioeconómicos y del sistema educativo de los países de la región. Un análisis exhaustivo de la relación entre factores asociados y resultados de la evaluación exceden el alcance de este informe.

Esta presentación inicial de los resultados es tan solo el punto de partida. En próximos trabajos es importante profundizar el análisis y vincular resultados a políticas públicas que inciden sobre la mejora del sistema educativo.

Cabe recordar que la prueba PISA1 es una evaluación que se realiza desde el año 2000 cada tres años en la que participa una muestra de estudiantes de 15 años de edad en los países que eligen ser parte de esta prueba internacional. De acuerdo a OCDE (2019) en cada aplicación de la prueba se miden los conocimientos y habilidades adquiridos por una muestra de estudiantes en cada país que se consideran esenciales para participar de manera plena en las sociedades modernas.

La prueba no busca medir solo la reproducción de ciertos conocimientos sino su aplicación a situaciones nuevas, tanto escolares como de la vida fuera de la escuela. La prueba mide conocimientos y habilidades en tres áreas de conocimiento: lectura, matemática y ciencias. En cada ronda de PISA una de estas áreas es enfatizada y medida en mayor profundidad. En la edición 2018 el área foco fue lectura, como en 2000 y 2009. El área foco rota en cada edición. 

Además de los cuestionarios de conocimiento, se administran cuestionarios de contexto a los estudiantes, directores de escuela y, en algunos países, padres. Los resultados se reportan en escalas, con un promedio para los países de la OCDE de 500 puntos y una desviación estándar de 100 puntos. 

En cada área de conocimiento se establecen niveles de desempeño (nivel 1c que es el más bajo hasta el nivel 6 que es el más alto). Los resultados son comparables desde el año 2000 en Lectura, desde el año 2003 en Matemática y desde el año 2006 en Ciencias. PISA es el resultado de una colaboración entre la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y los sistemas educativos que participan de la evaluación (países o gobiernos sub-nacionales).

En la elaboración de la prueba participan grupos de expertos en las áreas de conocimiento de diferentes universidades, empresas y organismos de investigación. En PISA 2018 participaron los 37 países miembro de la OCDE y 42 sistemas educativos que no son parte de esta organización. Algunos sistemas educativos realizaron la prueba en papel y otros en computadora.

Los resultados en Lectura

En Lectura, área sobre la cual se hizo foco en la medición de PISA 2018, Argentina ha obtenido 402 puntos en la prueba 2018. Argentina se ubicó en el puesto 63 entre 77 sistemas educativos participantes de PISA. En comparación con los otros países de la región, Argentina se ubicó en el puesto 7, superando solo a Perú, Panamá y República Dominicana. Argentina es un país que entre 2000 y 2018 incorporó alumnos al nivel secundario (la tasa neta de escolarización pasó de 78,5% en 2000 a 90,8% en 2017). Como se ve en el anexo a este informe, otros países de la región también mejoraron en este indicador (porejemplo, en Perú esta tasa pasó de 62,0% en 2000 a 89,3% en 2018).

En el siguiente cuadro se ve el porcentaje de estudiantes de Argentina y de los otros países de la región participantes en PISA 2018 en cada nivel de desempeño. Los datos de Argentina muestran que 52,1% de los estudiantes no alcanzan los niveles considerados mínimos (inferior al nivel 2). Este porcentaje es mayor que el de Brasil (50,1%), Chile (31,7%), Colombia (49,9%), Costa Rica (42,1%), México (44,7%) y Uruguay (41,9%). Si se observa la proporción de estudiantes con mejores desempeños (niveles 5 y 6), en Argentina es de 0,7% Este porcentaje es inferior al de Brasil (1,9%); Chile (2,6%), Colombia (0,9%) y Uruguay (1,6%).

Los resultados en Matemática

Los datos de la prueba de Matemática en PISA 2018 muestran que Argentina ha obtenido 379 puntos en la prueba 2018. Este puntaje posiciona a nuestro país en el puesto 71 de 78 participantes. En comparación con los otros países de la región, Argentina se ubicó en el puesto 8, superando solo a Panamá y República Dominicana. Argentina (90,8%) tiene una tasa neta de cobertura para el nivel secundario similar a la de Chile, Perú y Uruguay, y mayor que la de Panamá y República Dominicana (63,8% y 70,3% respectivamente).

En la tabla que sigue se observa que en Argentina 69,0% de los estudiantes no logra los niveles mínimos de desempeño. Este porcentaje es mayor al de Brasil (68,1%), Chile (51,9%), Colombia (65,4%), Costa Rica (60,0%), México (56,3%), Perú (60,3%) y Uruguay (50,7%). 0,3% de los alumnos se ubica en los dos mejores niveles de desempeño. Esta proporción es inferior a la de Brasil (0,3%), Chile (1,2%), Colombia (0,5%), México (0,5%), Perú (0,9%) y Uruguay (1,1%).

Los resultados en Ciencias

Los resultados en Ciencias muestran que en la prueba 2018 Argentina obtuvo 404 puntos. Este puntaje posiciona a nuestro país en el puesto 65 de 78 participantes. En comparación con los otros países de la región, Argentina obtiene el mismo puntaje que Brasil y Perú, y supera solo a Panamá y República Dominicana. Perú es un caso llamativo: en las últimas décadas mejoró los resultados PISA en las tres áreas de conocimiento a la vez que aumentó la cobertura de la escuela secundaria de 62,0% a 89,3%, duplicó su PIB per cápita invirtiendo tan sólo 3,9% del PIB en educación, aunque junto con Chile son los países donde más creció la proporción de estudiantes asistiendo a secundarias de gestión privada.

En Argentina 53,5% de los estudiantes se ubican por debajo de los niveles mínimos de desempeño. Esta proporción supera a la de Chile (35,3%), Colombia (50,4%), Costa Rica (47,8%), México (46,8%), Panamá (46,8%) y Uruguay (43,9%). De los alumnos argentinos, tan solo 0,5% se ubica en los mejores niveles de desempeño (niveles 5 y 6). Es un porcentaje inferior al de Brasil (0,8%), Chile (1,0%) y Uruguay (0,7%).

De este modo, en la prueba 2018 Argentina obtuvo 402 puntos en lectura, 379 en Matemática y 404 en Ciencias. Esto hizo que dentro de los 78 países participantes de PISA ocupe las posiciones 63°, 71° y 65°, respectivamente. Mientras tanto, en la comparación regional, Argentina queda por debajo de Chile, Uruguay, Costa Rica, México y Colombia en todas las áreas evaluadas (Lectura, Matemática y Ciencias). 

Por último, vale advertir que, para lograr una comprensión más acabada, es necesario estudiar la evolución de los resultados en el contexto de cada país y, al hacer comparaciones entre países, tomar en cuenta las diferencias en la evolución del sistema educativo. En este informe se presentaron tan solo los primeros resultados. Para un mayor aprovechamiento de esta herramienta, futuros trabajos profundizarán el análisis en relación a factores asociados a la evolución de los aprendizajes y con los matices propios de cada sistema educativo.

Gualeguay21