La ANMAT aprobó en Argentina una nueva indicación para aquellos pacientes que sufren un cáncer de próstata que ha avanzado sobre otros órganos, pero que aún responden favorablemente a la terapia hormonal. El tratamiento combinado de apalutamida junto a la terapia hormonal, demostró reducir en 33 por ciento el riesgo de muerte y retrasar la progresión del cáncer en un 52 por ciento.

El cáncer de próstata se origina cuando se forman células cancerosas en los tejidos de la próstata; es una enfermedad que tiene diferentes grados de agresividad según se encuentre localizado o en estadios avanzados (metastásico). La metástasis ocurre cuando estas células se propagan a otros órganos del cuerpo, generalmente huesos, ganglios linfáticos, hígado o pulmón. Es uno de los cánceres más frecuentes. Según la Sociedad Americana contra el Cáncer, aproximadamente 1 de cada 9 hombres recibirá un diagnóstico de cáncer de próstata en el transcurso de su vida.

En Argentina, de acuerdo con las estimaciones de incidencia del Observatorio Global de Cáncer de la Organización Mundial de la Salud, se estiman más de 11.000 casos anuales, que representan el 20% de todos los tumores malignos en varones y 9% de la totalidad de cánceres del país.

Afecta principalmente a mayores de 65 años y muchas veces es difícil de prevenir dado que ciertos factores de riesgo como la edad o los antecedentes familiares, no se pueden controlar. Este tumor también suele crecer muy lentamente, por lo que a menudo no presenta síntomas de forma temprana. En etapas avanzadas, los síntomas más frecuentes son: aumento en la frecuencia al orinar, flujo urinario débil, urgencia al orinar (aunque estos síntomas también pueden presentarse en enfermedades benignas de la próstata), sangrado en la orina y dolor pélvico o lumbar.

“No hay estadísticas en nuestro país en esta etapa de la enfermedad, pero se estima que en Argentina entre el 4 % y el 50% de los pacientes son diagnosticados en etapas avanzadas (con metástasis) dependiendo de qué controles médicos y exámenes de rastreo se realicen” afirmó el Dr. Daniel Coppola, médico urólogo-oncólogo del Hospital Español y Hospital Álvarez [MN: 95433]

El cáncer de próstata es uno de los cánceres más estudiados en los últimos 15 años. Apalutamida, una molécula de Janssen, compañías farmacéuticas de Johnson & Johnson, que está disponible en Argentina desde el año 2019, demostró recientemente en base al estudio clínico de fase 3 TITAN resultados alentadores para el tratamiento de pacientes con cáncer de próstata, que ha avanzado e invadido otros órganos, pero que todavía responde favorablemente a la terapia hormonal. La combinación de este tratamiento estándar con apalutamida mostró reducir en 33% el riesgo de muerte y retrasar la progresión del cáncer en un 52%.

La terapia hormonal, también conocida como ADT por sus siglas en inglés referentes a “terapia de privación de andrógenos” (Androgen Deprivation Therapy), tiene por objetivo reducir los niveles de las hormonas masculinas, llamadas andrógenos, que estimulan el crecimiento de las células cancerosas. Los andrógenos principales son la testosterona y la dihidrotestosterona. En general, logra reducir el tamaño de los cánceres o que crezcan más lentamente; sin embargo, la terapia hormonal por sí sola no cura el cáncer de próstata y hay también cierto perfil de pacientes que no responde o que lo hace de forma parcial.

"El cáncer de próstata es más difícil de tratar una vez que se propaga a otros órganos. Para ciertos pacientes la terapia estándar (ADT) por sí sola, a menudo, no es suficiente", expresó el Dr. Kim Chi, médico oncólogo de BC Cancer - Vancouver e investigador principal del estudio TITAN. "Los resultados de TITAN mostraron que, independientemente de lo avanzada que esté la enfermedad, los pacientes con cáncer de próstata metastásico y que son sensibles, es decir que aún responden a la terapia hormonal, tienen el potencial de beneficiarse del tratamiento combinado de apalutamida y terapia hormonal (ADT)".

“Cuando el cáncer de próstata se extiende a otros órganos la enfermedad se considera incurable y las probabilidades de sobrevida se reducen, por lo que contar con nuevas opciones terapéuticas para este perfil de pacientes es una gran noticia, con impacto en la sobrevida global. Esto quiere decir que si reciben apalutamida hay una reducción del 33 % de riesgo de muerte. Los resultados del estudio TITAN sugieren que la combinación de apalutamida con la terapia hormonal (ADT), debería ser el nuevo estándar para tratar a estos pacientes” destacó el Dr. Daniel Coppola.

"Buscamos día a día mejorar el estándar de atención mientras continuamos investigando terapias innovadoras para todas las etapas de la enfermedad. Independientemente de cuán avanzada esté la enfermedad tenemos el potencial de cambiar la forma de cómo hoy se trata el cáncer de próstata, retrasando su progresión y prolongando la supervivencia", señaló la Dr. Paula Barreyro, Directora de Asuntos Médicos y Regulatorios de Janssen Latinoamérica Sur.

Gualeguay21