Rectángulo Image

Cambiar el paradigma

Tenemos que cambiar el paradigma, porque si seguimos haciendo lo mismo que venimos haciendo simplemente no somos sustentables, no somos viables; y quizás la buena noticia dentro de lo malo es que ya hay masa crítica de conciencia global.

Por un lado, es la academia, la ciencia, la educación de avanzada lo que va a permitir junto con la inversión, que la innovación con nuevas tecnologías resuelva la ecuación, Junto con eso, se necesita un Estado que participe de un cambio, invierta el orden, en el cual hoy, la economía condiciona la política y nosotros necesitamos que la política condicione la economía. Hasta que no hagamos esa inversión no lo vamos a poder resolver. Si no fijamos condiciones por las cuales nada sea rentable si no es sustentable esto no va a suceder.

Es una decisión política de Estado poner a las universidades en los lugares donde se dan los liderazgos para los cambios de paradigma porque ahí hay un conocimiento imprescindible como capital humano y espiritual y transformacional del país que después privilegia ese conocimiento para marcar el norte.

Nada de lo que estamos haciendo se hace si no somos un equipo. Todos los que están trabajando en la ciudad ya lo saben, ya son ocho años en los que valoramos la transformaciones en la ciudad. Esto no quiere decir que esté todo bien ni todo hecho, pero hay equipo. Y nosotros somos un equipo.

Siempre que tuvimos crisis económicas, y las resolvimos, nunca fuimos a los problemas estructurales, o sea, cuando la economía se revierte para un ciclo positivo, toda nuestra conciencia y nuestras inquietudes del tema de principios se anestesia. Entonces, ahora tenemos que ver si realmente cuando la economía nos de la tranquilidad de ir a la profundidad, en vez de hacer la plancha y fugar, qué les parece emprender la Nación y el país y hacerse cargo de las políticas públicas para que lo que sí se logra en lo privado empiece a resolverse en lo público, que no es de los gobiernos, lo público es de todos y es lo único que asegura el bien común.

En amistad y bendición.

Rabino Sergio Bergman

× HOLA!