Rectángulo Image

Brillante Espectáculo por los 20 años de Amanecer Gualeyo


En la noche de ayer sábado, las tablas del Teatro Italia fueron anfitrionas de un exquisito desfile de las más destacadas figuras de la cultura local para homenajear al ballet Amanecer Gualeyo en su 20 aniversario.
Luego de la presentación del espectáculo por parte de Alejandro Bustos, y una introducción de Roberto Romani, comenzó lo que sería un espectáculo de mayúscula calidad, por el cual uno a uno pasaron destacados actores locales.
Así fue que, al correrse el telón, una pulpería enfrentó al colmado Teatro Italia, donde, ante la presencia de la pulpera y unos parroquianos jugando al truco, Raúl Ponce, primero los hermanos Saavedra celebraron un espectacular duelo de malambos y, luego, el director de Amanecer Gualeyo, Ángel Cichero, bailó un gato con Patricia Milesi.
Acto seguido, la eximia acordeonista local, Mariela Campodónico, acompañada por las guitarras de Florencio Flores y Martín Correa, deleitó a los presentes, así como lo hicieron luego el reconocido Dúo Los Calandria, y nuevamente Ángel y Patricia le dieron marco a las guitarras.
Finalmente, el destacado ballet subió a las tablas y se floreó con un delicioso repertorio tradicional que despertó nuevos aplausos desde la platea.
A esta fiesta, luego se sumaron el Ensamble Juan Sebastián, una veintena de coreutas dirigidos por Nora Ferrando, y el Cuarteto San Antonio, para, nuevamente, desplegar su magia el director y su partenaire.
Luego volvió el ballet, ya de criollos, desplegando nuevas producciones, para luego dar lugar a otra escena, donde una pareja, Ángel y Patricia, compartiendo la mesa con un borracho, atendían los acordes de Acosta, Jaime Cardozo y Esteban Sarlenga. Repentinamente, el borracho, Héctor Ahibe, se reincorpora para él ponerle voz a la música y la pareja movimiento.
Más adelante fue el turno del Chango Ibarra, que en emotiva instancia compartió un tema dedicado por él y Fabricio Castañeda al veinteañero ballet.
Nuevamente se cerró el telón para abrirse en pleno velorio santo, con muchos actores que, en cómicas escenas, recrearon las típicas instancias entre dos familias a la hora de un casamiento entre los suyos, para después sumarse con su música los hermanos Spiazzi.
Finalmente, el ballet volvió a copar el escenario brillando con su repertorio norteño, y el emocionante espectáculo llegó a su fin, con todos en el escenario celebrando, junto a su público, sus primeros veinte años.
Por último, vale destacar que, más allá de lo emotivo, y dejando de lado cualquier sensiblería obsecuente, este espectáculo no solo desplegó el brillante concierto cultural que caracteriza a nuestra ciudad, sino que supo conformar una entretenida producción que impactó adentro y afuera del escenario, y desplegar las variadas calidades de nuestros artistas entregando un inolvidable homenaje al reconocido ballet Amanecer Gualeyo.
Gualeguay21

× HOLA!