Rectángulo Image

Desfachatados

El operativo Aprender, impulsado desde la Nación para conocer a ciencia cierta la realidad de la situación educativa en el país, desnudó el desastre, pero los desfachatados insisten en no hacerse cargo.

Uno de cada dos gurises no saben sumar, tres de cuatro no saben leer, y los obreros de la tiza, cómplices ineludibles de esta situación, salen desfachatadamente a explicar lo inexplicable.

En su inmoral afán de distorsionar la indiscutible realidad, estos desfachatados emiten comunicados mezclando la educación con las “matrices ideológicas”, con la política, y hasta con el mismísimo FMI.

Aseguran ser productores de conocimiento para, en nombre de la intangibilidad, eludir un control legítimo y seguir sobredimensionando cargos a diestra y siniestra.

Tal es la desfachatez, que aseguran establece relaciones sociales, con “procesos cognitivos que atraviesan múltiples variables”, para desarrollar “sujetos de derecho”, y toman de rehenes a los propios educandos para imponer sus intereses.

A tal punto llega su hipocresía, que se embanderan en la escuela pública para pregonar “la emancipación de los pueblos y de la clase trabajadora”, mientras cultivan un profundo desprecio por las masas.

Ante la tan alevosa desfachatez de arrogarse la representación del colectivo docente, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos ha harto demostrado que solo le interesa mantener el ya frustrado sistema educativo solo para seguir haciendo lo que se le da la gana.

A los desfachatados no les importa nada, menos el haber sobredimensionado la planta al punto de triplicarla, menos el haber instalado la total indiferencia hacia la educación como puesta en valor de la sociedad, y mucho menos haber impuesto el mezquino interés particular en cobrar sin laburar.

En definitiva, al Aprender le debemos el abrirnos los ojos, y a los desfachatados del gremio docente le debemos el haber condenado a nuestros gurises a la ignorancia.

Norman Robson para Gualeguay21

× HOLA!