Rectángulo Image

La defensa de Pavón insiste en su inocencia


El próximo martes, el Tribunal de Gualeguay dictará sentencia en la causa por el crimen de Micaela García, terciando entre una sólida visión de la Fiscalía, inculpando tanto a Wagner como a Pavón, y el tajante pedido de absolución de Pavón por parte de su defensa, por la falta de pruebas.

Frente a estas disimiles visiones de los hechos, y habiéndosenos impedido seguir el caso, luego de presentar días pasados la visión de la Fiscalía a partir de su alegato, Gualeguay21 quiso conocer las impresiones del abogado defensor de Pavón, el Dr. Horacio Barreto.
De acuerdo a lo conversado extensamente con la defensa de Pavón, éste no solo debe ser sobreseído, sino que ni siquiera debería haber ido a juicio, ya que no hay nada que lo señale como partícipe de tan horrendo hecho.
En tal sentido, Barreto afirma que no hay argumentos objetivos que comprometan a su defendido, ni pruebas físicas ni testigos que lo ubiquen junto a Wagner aquella madrugada después de las 3:30 o 4 horas.
En este orden, el abogado recordó que lo único que involucra a Pavón son las declaraciones del propio Wagner, que lo señalan como el autor material del homicidio de la joven luego de los abusos de uno y otro.
Respecto de esto último, el abogado se pregunto si todos olvidaron quien es Wagner, y sus mentiras en los casos anteriores, donde llegó a acusar a su propio hermano mellizo para zafar de la última violación.
Consultado respecto de las contradicciones de Pavón en sus declaraciones, Barreto aseguró que no son tales, sino las razonables ampliaciones de quien va recordando lo ocurrido conforme con el paso del tiempo e incorpora esos detalles al relato de lo ocurrido.
Más allá de eso, el defensor resaltó que sí son contradicciones las de Wagner, las cuales nadie parece recordar, a pesar de que imponen dudas sobre el relato de la parte acusadora, tanto en su versión sobre la forma en que Pavón habría matado a la joven como en el hecho de conocerla con anterioridad o de quien manejaba durante el secuestro.
Igualmente, más allá de los testimonios, donde uno apunta al otro, éstos de ninguna manera son suficientes para inculpar a Wagner de la muerte, mientras que el resto de los elementos no pueden, de forma alguna, colocar al imputado junto a Wagner esa noche.
Consultado respecto de los mensajes a la hijastra de Wagner pidiendo el celular de una amiga a las 3:30 de la mañana, el abogado fue tajante: “Eso no existe, ni hay registro de ello”.
En definitiva, Barreto sostuvo la versión de que Pavón cenó con Wagner y otros en el comedor del parque Quintana hasta las 2:30 horas, luego dieron unas vueltas Wagner, otra persona, su hijo dormido, y él, hasta que dejaron a ambos en la casa, entre las 3:30 y 4 horas de la madrugada.
Por otro lado, respecto del encubrimiento, el abogado lo descartó de plano, insistiendo en que su defendido fue relatando los hechos conforme los fue recordando, algo que es absolutamente plausible desde lo neurológico.
Del mismo modo, lamentó que la fiscalía funde ello en un llamado de Pavón a la madre de Wagner, ya que el mismo fue a pedido de un oficial policial que respondía al fiscal, lo cual consideró una bajeza rayana con lo antijurídico por incitar a lo autoincriminatorio.
Por último, el defensor de Pavón entendió que su defendido es “una víctima del sistema judicial”, y, en caso de que el tribunal resuelva la pena máxima, ésta “obedecería a una presión mediática”, lo cual consideró errado, ya que “debería hacerse justicia”. Igualmente, aseguró que, con su cliente, continuarán con el caso hasta las últimas instancias, ya que su defendido es absolutamente inocente de los hechos que se le imputan y los acusadores no han podido demostrar lo contrario.
Norman Robson para Gualeguay21

× HOLA!