Rectángulo Image

La privacidad en tiempos de Facebook


La esfera de lo público y lo privado parece diluirse en la era digital. La posibilidad de una interacción ilimitada y ruptura de las distancias trae aparejada una serie de problemas de los cuales no todos los usuarios son conscientes.

¿Qué significa compartir en la era de las redes sociales? Un informe de AIM sobre el tema arroja luz sobre esta problemática.
La privacidad en la era digital no es un tema que sólo preocupe a padres y a políticos que desatan terribles crisis 2.0 al hacer públicos mensajes que eran privados. Cada vez con más frecuencia se plantea como una problemática sobre la que hay que generar conciencia y una educación que salga de la técnica para centrarse en el uso. En las escuelas de nuestra provincia se enseñan las nuevas tecnologías pero pocas veces se debate su aspecto comunicacional.
Consultado sobre este punto, Horacio Piceda, especialista en redes sociales de la Consultora Interactúa de Paraná, aportó a AIM algunos aspectos a la discusión.  “Siete años ya que estamos en Facebook, y se dio esta revolución de las redes sociales. Es inevitable pensar en todos los beneficios que trajeron: la interacción, el acercamiento al mundo entero, tanto para las empresas, personajes, organizaciones o políticos, como para el público general.  Todos aprendimos sobre la marcha y los errores hicieron que mejoráramos la forma de comunicar. Sin duda la contracara es la cuestión de la privacidad. Hasta las mismas redes sociales detectaron este problema y comenzaron a enseñarnos dónde se configura la privacidad, como hizo Facebook con los mensajes antes de postear hace un tiempo”.
El especialista se refirió también al gran alcance que tienen las redes sociales, muchas veces replicadas como fuente de información por los medios de comunicación tradicionales, “creo que hay una inconsciencia sobre hasta donde llega una foto, hasta dónde llega un video.
Si planteamos una educación en este sentido tenemos que dejar en claro los riesgos que corremos cuando sacamos una foto o hacemos un video”, señaló Piceda. “Una foto que vaya  a una sola persona hoy es casi imposible. Enviarla significa que esa persona la puede compartir en cuestión de segundos a miles. Y esas miles en cuestión de minutos a 10 mil y así va escalando a medida que transcurre el tiempo. Es una progresión que no vuelve atrás, por más que la borres, en algún lugar queda guardada”.
Como ejemplo de la viralización que puede alcanzar una imagen, destacó el caso del vestido que puso a millones de personas de todo el mundo a discutir si era blanco o azul. Había sido una sola persona que hizo el comentario en Escocia y en dos días llegó a más de 1.200 millones de personas en todo el mundo, y ocupó lugar en la agenda mediática.
En diálogo con esta Agencia, Piceda trajo a colación el reciente caso del video íntimo que se ha replicado por  WhatsApp, de dos jóvenes paranaenses  “el problema se intensifica con fotos o videos íntimos como el que lamentablemente está circulando por estas horas en Paraná y puede arruinar la vida de una persona o más, por un material que no tendría que haber salido de la esfera de lo privado  y aún así los usuarios lo replican”.
Además, se refirió a la red social Snapchat, en la que los mensajes que la gente envía desaparecen a los pocos segundos de ser leídos, “ tiene sus pros y contras, porque también puede utilizarse para hacer bullying o cometer algún delito y no hay registro de eso. Igualmente, hace poco fueron hackeados exponiendo miles de fotos de usuarios, así que tampoco pondría las manos en el fuego por ninguna red en referencia a la privacidad de los datos”.
Para el especialista en redes la mejor opción es siempre manejarse con la máxima de que si no queremos que se haga público, no debemos compartirlo. Una vez que se comparte ya no se puede tener control sobre eso.
Algunos consejos para tener nuestras redes bajo control:
-Conocer las herramientas y en el caso de Facebook hacer listas para compartir nuestros posteos.
-Crear contraseñas seguras y personales.
-Tener en cuenta que cada vez más los empleadores buscan a los candidatos en las redes sociales o Google, por lo tanto este “currículum online” puede determinar la búsqueda de empleo.
-No dar especificaciones ni datos personales como la dirección o el período de vacaciones en las redes sociales.
AIM Digital

× HOLA!