Rectángulo Image

La UCR Paraná condena la muerte del nene Qom


El Presidente de la Seccional Segunda de la Unión Cívica Radical de Paraná, Eduardo Lacoste, dijo que la muerte de un nene de la comunidad Qom, en el Chaco, “es un hecho triste y absurdo en un país tan rico como Argentina”.

Al mismo tiempo recordó los conceptos de Raúl Alfonsín, “cuando dijo que en el país hay hambre porque hay inmoralidad”.
En ese sentido, Lacoste apuntó que Alfonsín decía que en otros países hay hambre porque no tienen que comer; pero acá es por la falta de preocupación de los gobernantes de turno. “No se puede decir que en el 2015, exista la tuberculosis y la desnutrición en la Argentina”, enfatizó.
Más adelante el titular de una de las seccionales del radicalismo paranaense, dijo que lo sucedido en la provincia del Chaco “indigna, duele y cala muy hondo al ver llorar a un chico –tenía 7 años y pesaba 20 kilos-, quien dejó de existir porque no fueron capaces de brindarle una asistencia adecuada, antes; no, ahora cuando ya la enfermedad estaba avanzada”.
Luego indicó: “Es el momento de que se termine con la demagogia de la famosa inclusión social, de los pueblos originarios; que más originario que Néstor (Femenía), el chico que murió porque los gobernantes del Chaco no lo incluyeron o no lo asistieron en su momento”.
“Esta triste noticia para los argentinos, sintetiza la injusticia social que rige los destinos de los chaqueños. Un hecho que no deja exento al gobierno nacional, ya que el programa de lucha contra la tuberculosis es vertical, lo que indica que son responsables el gobierno de la Nación y el de la provincia”, recalcó el dirigente radical paranaense.
Reclamos
Lacoste recordó asimismo,  los pedidos formulados en 2013 por Félix Díaz, líder de los Qom, “quien no fue recibido por la presidenta de la Nación” y criticó en ese sentido las declaraciones de la diputada oficialista, Diana Conti, cuando le quitó responsabilidad al Estado en este caso.
El dirigente radical dijo que en aquella oportunidad, Díaz fue recibido por el Papa Francisco y trajo a colación palabras del presidente de la Pastoral Social, Jorge Lozano, cuando advirtió que los pueblos originarios son víctimas de “marginación, prejuicio y racismo”, y aseguró que los gobiernos nacional y provinciales son “responsables” de las demoras en leyes que garanticen derechos básicos a esas comunidades.
Gualeguay21

× HOLA!