Rectángulo Image

Miente, miente, que algo quedará

Esa frase sintetiza la estrategia política del populismo kirchnerista, al cual son incondicionales adeptos el Gobernador Gustavo Bordet, su delfín Luis Erro, y todo su séquito de aspirantes a algún cargo en el gobierno. Ayer, en Gualeguay, desnudaron nuevamente este triste atributo.

Sabido es que el gobernador quiere un Senado monopartidario integrado por la mayor cantidad de secuaces posible, y para ello ha hecho todo lo que estaba a su alcance para que Erro sea el senador por Gualeguay. Es que el gualeyo parece reunir todas las virtudes requeridas, y, encima, está desesperado por los fueros. Pero parece que no le dan los números al político más sospechado de la historia entrerriana (más que el propio Dany Rossi) para ganarle a Morchio. He aquí la razón de su extensa visita, no porque ahora le interese Gualeguay.

Con el objetivo de tenerlo a Erro en su cámara, Bordet fue capaz de acordar con el Presidente del Superior Tribunal de Justicia entrerriano, Emilio Castrillón, que los crímenes de Erro contra el estado municipal no sean tan crímenes. Incluso, fue capaz de contradecirse de aquella declaración del 2016: “Los actos transparentes de gobierno deben ser un norte, y en Entre Ríos no puede ni debe haber lugar para la corrupción, ni para quienes se aprovechan de los bienes del Estado”.

No solo eso, sino que, en aquel entonces, prometió: “Esa será una consigna que marcará mi gestión de gobierno, para que nadie en esta provincia pueda usufructuar fondos públicos en beneficio personal”. Y redobló la apuesta: “Si alguien tiene una denuncia, hasta tanto se demuestre el resultado, le pediré que tome licencia, apartarlo del cargo”.

A pesar de todo ese falso palabrerío, el gobernador impuso al multisospechado y multiprocesado ex intendente de Gualeguay en la lista oficial. En esa oportunidad también se contradijo de otra de sus mentiras, aquella de que para las PASO todos “pegarían” con su boleta, cuando a la hora de la verdad no fue así.

En esta maratón de mentiras, el Gobernador Bordet llegó hoy a Gualeguay, se encontró con Erro, y no pudo dejar de mentir. Especialmente con las necesidades que adolece la propuesta de Müller y Erro. La mentira del día tuvo que ver con el ya tan bastardeado camino a Puerto Ruíz.

Tal el afán de convencer a los gualeyos de que el camino al Puerto lo hace él, que ahora inventó que está buscando plata para pagarlo, por la descarnada inflación que impone Macri. “El camino a Puerto Ruiz es una promesa que hice en campaña la primera vez que visité Gualeguay, lo recorrimos con Luis Erro”, fabuló.

Pero realmente mintió cuando dijo: “después de mucho andar y trajinar  conseguimos un crédito de 120 millones de pesos para poder hacer la obra”, cuando hasta el último gualeyo sabe que eso lo hizo Bogdan, y que Erro solo intentó boicotearlo golpeando puertas en Paraná.

“Estamos necesitando una ampliación de ese crédito porque los valores de la inflación obviamente desactualizan los precios”, insistió, pues eso ya está resuelto con el Fondo Fiduciario Federal, con quien ya estimaron que faltarán 50 millones de pesos. Lo que pasa es que Bordet se había olvidado que ya habían pedido 250 para una obra en Gualeguaychú y 50 para terminar la Ruta 11 en el acceso a Paraná.

“Si no se consigue el crédito la vamos a terminar con Fondos del Tesoro, porque es un compromiso que asumimos y es una obra que lleva muchísimo esfuerzo”, vuelve a mentir, porque aunque es de público conocimiento que el superávit de la provincia para 2019 es de 490 millones, no lo va a gastar en Gualeguay, donde gobierna Cambiemos y ganó Benedetti.

Pero entre tanta mentira, al Gobernador se le escaparon unas verdades, cuando dijo: “los recursos son de la provincia, porque el crédito lo paga la provincia”, y cuando reconoció que la provincia ya está tramitando una ampliación del crédito ante el Fondo Fiduciario Federal para la Infraestructura Regional por un monto superior a los 100 millones de pesos, el doble de lo necesario.

Cabe recordar que ese Fondo Fiduciario es un organismo nacional, del gobierno de Macri, donde Bogdan consiguió la financiación que la Provincia comenzará a pagar a partir del 2021.

Por último, ya hechos todos los trámites para que Gualeguay tenga su camino al Puerto, el Gobernador pecó de hipócrita al manifestar: “El compromiso con la comunidad de Puerto Ruiz y Gualeguay es indeclinable”, como si alguna vez hubiese estado comprometido con nuestra ciudad.

“Miente, miente, que algo quedará” es la frase que sintetiza la esencia política del Gobernador Gustavo Bordet, su delfín Luis Erro, y todo su séquito de aspirantes a algún cargo en el gobierno. Hoy volvieron a demostrarlo.

Norman Robson para Gualeguay21

× HOLA!