Rectángulo Image

Peligra el puente de Paso de Alonso

En Gualeguay, el viejo puente ferroviario que cruza el río homónimo a la altura del Paso de Alonso, obra con más de 130 años de historia, muestra claros signos de rotura, debido a más de un cuarto de siglo de abandono, que advierten sobre su inevitable desmoronamiento.

Dicha obra, comenzada a construir en 1886 para el paso de ferrocarril El Entrerriano, está construida con toneladas de hierro y sostenido sobre pilares del mismo metal y concreto enterrados profundo en el lecho del río. Esa estructura enterrada,  por los cambios naturales que sufrió el curso del río, por su propio peso, y por la fuerza de las sucesivas crecientes, fue quedando liberada en su base, sufriendo las consecuencias de los movimientos, y debilitando así toda la estructura.

Como se puede apreciar, esta situación, ya advertida, y desoida años atrás, primero mostró comprometedoras inclinaciones, luego fisuras, y, ahora, el notorio desplazamiento que augura un inevitable colapso de toda la estructura.

A diferencia del viejo Puente Pellegrini, del tipo carretero extendido en tramos sobre el mismo río, el colapso de éste se dio, y se sigue dando, también, por tramos, razón por la cual ya tenemos el desmoronamiento de los dos centrales, mientras que en el de Paso de Alonso, ferrovial, por el tipo de construcción, el colapso será general y definitivo.

En algún momento, Panchi Ascar, vecino histórico del lugar, recordó ante los medios que en 1992, cuando dejó de pasar el ferrocarril, los responsables del mantenimiento trajeron tres vagones de piedra para afirmar la base, pero allí quedaron sin que nada se hiciera, y, desde entonces, nada se ha hecho.

¿Qué pasa si se cae?

El desmoronamiento de esa estructura, aparte del riesgo que significa para quienes pasan por allí, representa una importante pérdida de patrimonio histórico cultural, a la vez que podría interrumpir el paso de lanchas por el lugar, y enterraría definitivamente los sueños de recuperar ese tramo vial, aunque sea, con fines de paseo.

Estas consecuencias redundarían en la pérdida de un valioso recurso turístico, a la vez que se convertiría en un nuevo monumento a la desidia en nuestra ciudad, el cual se sumaría al viejo puente y otros abandonos.

Gualeguay21

× HOLA!