Rectángulo Image

Recurrieron la sentencia por el homicidio de Pereyra


La Cámara de Casación Penal de Paraná informó el pasado martes que se resolvió hacer lugar al recurso de casación interpuesto por la defensa de los imputados en el crimen de Agustín Pereyra.

Según este fallo, se decidió casar la sentencia de fecha 20 de marzo de 2015, emitida por el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay, en punto a la calificación legal seleccionada: Homicidio Criminis Causa.
La misma, según lo resuelto, queda subsumida en la figura del artículo 165 del Código Penal: Homicidio en ocasión de Robo.
Las actuaciones serán remitidas al Tribunal de Gualeguay para que determine el “quantun” de la pena en función a la nueva calificación legal.
La Cámara de Casación Penal de Entre Ríos, integrada por los Dres. Hugo Perotti, Marcela Davite y Miguel A. Giorgio, dio a conocer la Sentencia mediante la cual, por unanimidad, Resolvió hacer lugar al Recurso de Casación interpuesto por la Defensa Oficial de los imputados Demarchi y Godoy.
El Recurso de Casación fue interpuesto por los Sres. Defensores Oficiales de los imputados, Dres. Carlos Sciutto y Susana Alarcón, contra el pronunciamiento del Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay, integrado por los Dres. María Angélica Pivas, Darío Ernesto Crespo y Javier Cadenas, en el cual resolvieron condenarlos a la pena de Prisión Perpetua por el delito de Homicidio Criminis Causa concursado realmente con Robo Calificado por el uso de Arma Blanca.
En la Audiencia, celebrada el 11 de noviembre pasado, se encontraban presentes la Sra. Defensora en Casación Dra. María Lucrecia Sabella, y en representación del Ministerio Público Fiscal, el Sr. Fiscal Coordinador de Gualeguay, Dr. Dardo O. Tortul y el Agente Fiscal Dr. Ignacio Telenta.
El hecho atribuido a los imputados ocurrió el 9 de mayo de 2014, apenas pasada la hora 1:00, oportunidad en que “Alexis Demarchi se conducía como acompañante de Matías Godoy, quien comandaba una motocicleta por ruta la 136 en sentido Oeste a Este, haciéndolo por el carril contrario al sentido de circulación vehicular; momento en el que divisan al ciudadano Agustín Pereyra, quien caminaba por dicho boulevard hacia la calle Victoria, donde intentan interceptarlo y éste comienza a correr para evitarlo, luego es interceptado y comienzan a pegarle y también proceden, mediante la utilización de un arma blanca, a asentarle puntazos, provocando serias afecciones que ocasionaron su muerte, con el fin de facilitar y consumar el apoderamiento ilegítimo de dinero y su aparato celular y lograr la impunidad, tras lo cual se dan a la fuga hasta ingresar al Barrio Molino donde permanecieron ocultos hasta sus respectivas detenciones”.
En su voto el Dr. Perotti, en relación a la calificación legal de los hechos, señalo estar de acuerdo en que “del propio comportamiento desplegado por los imputados, se infiere su voluntad de sustraerle sus pertenencias a Pereyra. Incluso, acepto también que al atacar a la víctima con un arma blanca en zonas vitales de su cuerpo, demostraron una intencionalidad homicida. Más, en lo que discrepo es en ese enlace que se construye en la sentencia entre ambas conductas (robar y matar) dando por cierto una ultra intención originaria de “…consumar el robo con armas que intentaban llevar a cabo…” con otra posterior ultra intención “concomitante …. de lograr la impunidad” “.
Más adelante remarca que: “Sí se ha comprobado que Godoy y Demarchi se acercaron a la víctima con la clara voluntad de arrebatarle el celular y algún otro objeto que aquélla tenía en su poder, y que súbitamente decidieron infligirle varios cuchillazos en el cuerpo, que le produjeron la muerte”. “No encuentro acreditada, en definitiva, esa conexión ideológica entre ambos hechos, el robo y la muerte, y a falta de pruebas en contrario, debo pensar que la acción de matar a PEREYRA no fue más que una circunstancia -dolosa por supuesto- pero ajena al plan originariamente escogido”.
El Dr. Perotti culmina su voto diciendo que “el caso es un latrocinio, es decir, un Homicidio en ocasión de Robo (Art. 165 del C.P.) y no un “Homicidio criminis causa” (del Art. 80 inc. 7º).- En consecuencia, cabe Casar la sentencia de fecha 20 de marzo de 2015 en lo relativo a la calificación legal allí seleccionada, la cual se subsumirá en la figura del artículo 165 del Código Penal; y en cuanto a la Pena, entiendo que corresponde remitir las actuaciones al Tribunal de origen para que en Audiencia celebrada a este sólo efecto, individualice y determine el “quantum” punitivo que resulte adecuado según la nueva calificación legal aquí establecida”.
A su turno los Dres. Davite y Giorgio adhirieron al voto del Dr. Perotti.
Así la Cámara de Casación Penal de Paraná, por unanimidad, resolvió hacer lugar al recurso de casación interpuesto por la Defensa Oficial de los imputados Demarchi y Godoy, y en consecuencia Casar la sentencia de fecha 20 de marzo de 2015, emitida el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay, en punto a la calificación legal seleccionada: Homicidio Criminis Causa; la cual queda subsumida en la figura del artículo 165 del Código Penal: Homicidio en ocasión de Robo. Las actuaciones serán remitidas al Tribunal de Gualeguay para que determine el “quantun” de la pena en función a la nueva calificación legal.
Gualeguay21

× HOLA!