Rectángulo Image

Silencio, mientras ellos avanzan


Mientras los comercios de origen oriental no paran en su expansión en Gualeguay, la Intendencia, el Concejo y el Centro Económico celebran reuniones secretas para contener a los comerciantes en silencio mientras dure la campaña.

Días pasados, el Centro fue escenario de una áspera reunión de comerciantes, dirigentes y políticos en el marco del descontrolado y raquítico desarrollo económico local, donde no faltaron facturas de todos para todos.
Lo cierto es que la reunión fue para darle un ámbito de catarsis a los comerciantes, hacer como que desde el Gobierno se quiere hacer algo con el Centro, y mandarlos de vuelta a sus negocios más tranquilos, de forma de que no explote el tema en los medios en plena contienda electoral.
En este sentido, cabe destacar que no hace poco tiempo que el Centro puso en manos de Concejales e Intendente la normativa para ordenar la situación, pero a la vista está que no está en sus agendas hacer nada al respecto.
No solo esto no está en sus agendas, tampoco lo están el ordenamiento y el desarrollo de la economía local, ya que aún no se vislumbran políticas públicas que apunten al desarrollo local, ni en lo industrial, ni en lo comercial, ni en lo turístico.
Ahora bien, respecto del avance oriental, para asegurarse el silencio y garantizarlo hasta octubre, el Ejecutivo decretó suspender las habilitaciones por 90 días, casualmente, hasta que terminen las elecciones y, una vez allí, abordar nuevamente el tema para, seguramente, poner la pelota en 2018, mientras que los capitales orientales seguirán explotando nuestra ciudad a sus anchas.
Por su parte, el Concejo, integrado por los “legítimos” representantes del pueblo, se mantiene indolente frente a todo esto y, en vez de trabajar para proponer la normativa adecuada que le acercaron, solo atinó a proponer un aumento selectivo de tasas, desnudando nuevamente cual es la impronta de este gobierno: Exprimir para recaudar sin ordenar ni desarrollar.
Lo cierto es que, de acá a octubre, seguramente, no pasará nada, ni se habilitarán supermercados, ni se trabajará para evitarlo después, así que, la discusión recién en noviembre, cuando, con el verano encima, no faltarán excusas para seguir dilatando el tema.
Hoy es la oportunidad. Todos sabemos que el león del circo solo trabaja si se lo azota frente al público. Esto es lo mismo. Si los comerciantes caen en este juego de silencio, seguramente estarán firmando su acta de defunción.
Norman Robson para Gualeguay21

× HOLA!