Rectángulo Image

El campo entrerriano enfrenta un impuestazo

El Gobierno de la provincia de Entre Ríos está terminando de cocinar un impuestazo rural del orden del 200 porciento, por el cual productores de algunas zonas o de algunas economías regionales se verían muy afectados. Terminada la emergencia declarada por el Estado, la situación sigue muy complicada, ya que muchos aún no salieron de sus situaciones críticas. Así lo hizo saber la Mesa de Enlace provincial en el día de hoy miércoles.

Las entidades ruralistas agremiadas en la Mesa de Enlace entrerriana manifestaron hoy su sorpresa y rechazo al 200 porciento de aumento del Impuesto Inmobiliario Rural, y exigen que se aplique la ley tal como ya está estipulada, ya que no hay ninguna razón válida por la cual no se la respete.

Fundan su posición en que la actual ley provincial contiene una fórmula de actualización tributaria que arrojaría un aumento del 139 porciento, a la vez que recuerdan que los productores entrerrianos vienen de tres emergencias agropecuarias consecutivas con pérdidas parciales o totales en casi la mayoría de las actividades, y que hoy deben afrontar al pago de las prórrogas impositivas otorgadas en su momento, en un contexto de crisis con incrementos en los costos y precios de la producción estancados.

Más allá de los argumentos de la Mesa de Enlace, los productores chicos y medianos no olvidan que les prometieron la eliminación de las retenciones, lo cual los hizo esperanzarse en un alivio, pero ahora les quieren imponer un Inmobiliario del 200 porciento. Vale resaltar que el descuento por pago total es una burla, ya que muy pocos podrían pagarlo.

En diálogo con Gualeguay21, distintos productores manifestaron su indignación, mientras se vuelven a preguntar para qué pagan ese impuesto, cuál es la contraprestación que reciben del Estado. “¿Servicios?”, “¿Caminos?”, “¿Seguridad?”, “¿Otras obras?”. En este sentido, no son pocos los que alientan la rebelión fiscal, la cual ya se está planteando entre los productores bonaerenses, mientras otros reconocieron que no lo iban a pagar, no por rebeldes, sino porque no podían.

En síntesis, la indignación de éstos productores gira en torno a las siguientes cuestiones:

•Que ofrezcan un descuento por pago total que muy pocos pueden acceder, menos en ese plazo.

•Que se basen en que los comodities aumentaron más que la inflación del 211 porciento, pero que olviden que el dolar bajó y tiende a seguir bajando.

•Que siempre son los productores los que bancan los desaciertos políticos de unos y otros.

•Que quienes hoy esgrimen la “conveniencia” de la medida antes eran colegas productores y dirigentes.

Una vez calmadas estas indignaciones, muchos creen que con los antecedentes del caso en cuanto a presión impositiva histórica, y a la coyuntura climática y económica, se debería acordar compartir 50 y 50 esa actualización del 200 porciento del Inmobiliario, y mantener la quita del 50 porciento por pago total, pero a pagar a mediados de junio. Entienden que el Estado debe reconocer que, aunque la sequía haya terminado, la emergencia no terminó en absoluto.

“Sin dudas, un 200 porciento luego de la inflación que tuvimos estaría bien en un escenario normal, pero en esta situación que vivimos los productores entrerrianos, en la que no salimos de la emergencia y en que, desde siempre, los impuestos nos confiscan nuestro esfuerzo e inversión, es inaceptable”, explicó un productor.

Norman Robson para Gualeguay21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× HOLA!