Rectángulo Image

Estado de las reservas al 22 de julio de 2015


La disponibilidad de humedad es relativamente buena considerando el paso pluvial que  ha mostrado el mes de julio.

Las lloviznas no logran sostener el progresivo retroceso que vienen mostrando las reservas, sin embargo han evitado que la pérdida sea mayor.
Es importante aclarar que la situación hídrica que presenta el noroeste  el centro y algunos sectores del sur, no son los esperados para la época del año, es decir se está desvío negativo respecto de los valores estadísticos, por lo pronto circunscripto a estas zonas. Por la época del año, el impacto de esta menor disponibilidad de humead es relativo y como muchas veces hemos aclarado, en zonas de buenos suelos y con buen manejo, el perfil puede presentar un panorama menos austero, allí donde se impone la categoría de reservas regulares.
En el informe de la semana pasada decíamos que con un evento que deje lluvias de unos 40 milímetros, las reservas más ajustadas mostrarían una recuperación muy apreciable. El problema es que al cruzar la necesidad pluvial con los pronósticos, el resultado no es satisfactorio. El patrón estable, no parece que se romperá en el corto plazo y a pesar de que algunas lluvias podrían concretarse en los últimos días de julio, las mismas no alcanzarían el nivel deseado. Posiblemente en áreas con menos necesidad hídrica que el centro de la provincia la situación se mantenga en niveles razonables, pero para las zonas más ajustadas del centro, no sería extraño que transcurra incluso la primera década de agosto sin definir un panorama más cercano a la solución esperada, es decir un progresivo retorno a las reservas adecuadas. Difícilmente vivamos una situación similar durante la primavera o incluso durante el semestre cálido.
BCER

× HOLA!