Rectángulo Image

Hugo Lesca no cree en monocausas

Lesca espera que el congreso radical sirva para explicar la derrota del 23 de octubre. Advirtió que esta situación, paradójicamente, se dio con un partido “mucho más movilizado y entusiasmado que en 2003 y en 2007”. Hoy la militancia “busca respuestas, quiere entender”.

Para el dirigente radical de Gualeguay, Hugo Lesca, el congreso provincial de la UCR, convocado para el 3 de diciembre en Villa Elisa, debe habilitar que “los radicales se expresen, puedan hacer un diagnóstico acerca de lo que ocurrió”.

 

 

La convocatoria al máximo organismo partidario fue confirmada el sábado pasado, en una reunión preparatoria que tuvo lugar en Gualeguay. Como prólogo al debate, Lesca remarcó que esta derrota no llegó en cualquier contexto: “Algo pasó porque si usted recorría cualquier comité de la provincia estaba lleno de radicales, gente trabajando para la campaña, para la elección, gente entusiasmada. Y sin embargo no hubo el resultado electoral que se esperaba”, remarcó en diálogo con Página Política.

“Por eso es necesario analizar, debatir. Acá hubo problemas de conducción política, de mala estrategia porque esto no le pasó a un partido desmovilizado, que estaba en su casa. No, había entusiasmo en todos los pueblos”, subrayó quien se ha posicionado entre quienes enfrentaron al candidato a gobernador, Atilio Benedetti, en el marco de la interna aunque no presentaron una alternativa.

En su diagnóstico, Lesca advierte que “hay una crisis muy grande del radicalismo que no se circunscribe a esta elección”. “Entiendo que el radicalismo no está cumpliendo el con el rol opositor que la sociedad le venía encomendando y si ni siquiera cumple el rol de oposición, mucho menos visualiza la sociedad al radicalismo gobernando”, lanzó como hipótesis.

Consideró que el diagnóstico del congreso debe ser “un buen diagnóstico que habilite una rectificación de rumbos” y se distanció de voces que busquen “salir a descarnarse, a maltratarse, a eludir culpas”.

“Nunca un resultado electoral es monocausal. Pero evidentemente hay una diferencia importante entre la situación que se vivía en 2009 y la que se vive hoy. Es desproporcionada la caída”, remarcó el dirigente que apuntó a decisiones del radicalismo a nivel nacional y a nivel provincial.

Estructura inmanente

“Todos somos responsables. Yo me incluyo en la responsabilidad”, exhortó Lesca que, en esta línea, dijo ver “una suma de errores de muchos radicales que durante mucho tiempo buscaron sacarle cargos al partido sin poner nada”. Criticó que haya habido muchos dirigentes que apostaron a “la tirantez, a la disputa descarnada, a pensar más en lo personal, en el grupo, que en el partido; se ha pensado que la que viene es la última elección por lo cual hay que hacer todo y de todo por un cargo aunque reviente todo”.

Contra esa tesitura, Lesca remarcó que el partido radical “es un partido con 120 años de historia, con una cantidad de miles de personas, 15 mil entrerrianos, que constituyen una organización política monstruosa, imposible de suplantar”. Finalmente, con los números de la elección en la mano, dijo que “aun cuando otra fuerza saque más votos, eso será circunstancial, volverá a ser testimonial porque la estructura política para sostener la discusión es el radicalismo”.

Página Política

× HOLA!