Rectángulo Image

Informe climático al 1 de octubre


Durante el fin de semana, cuando las precipitaciones eran abundantes  sobre las provincias de LP y BA, las condiciones del tiempo se inestabilizaron en la franja central.

La formación de un centro de baja presión sobre el centro sur de BA, que luego derivó hacia el este, desplegó el brazo frontal sobre la franja central con escasa actividad sobre ER, dejando en general precipitaciones que no superaron los 5 milímetros. Sin embargo las coberturas nubosas y las lloviznas alternaron entre el final del sábado y el comienzo del lunes. Para entonces  y a medida que la baja presión se internaba en el océano, las lluvias seguían afectando el sur sudeste de BA y también el extremo norte de la Mesopotamia, generando una importante circulación del sector sur sudeste que sostuvo las temperaturas por debajo de los valores normales, condición que fue característica de toda la segunda quincena de septiembre.
El comportamiento pluvial del mes de septiembre fue diferenciado entre el este y el oeste, lográndose lluvias normales a abundantes en el este, mientras que el oeste quedó más postergado, fundamentalmente en áreas del centro oeste y sudoeste.  En este sector se notó una mejora respecto del mes de agosto, sin embargo la misma no logró ser todo lo significativa que podría esperarse para el mes de septiembre. En resumen el este se posicionó mejor para la entrada al semestre cálido.
Las perspectivas de corto plazo no incluyen precipitaciones para la provincia. Algo de inestabilidad con aumento de nubosidad puede observarse mañana, sin embargo el fin de semana finalmente se instala la primavera. Las lluvias recién se perfilan a partir de la segunda década del mes, al menos hasta el miércoles próximo no lloverá.
Estado de las reservas hídricas al 02/10/2013
El diferencial de precipitaciones entre el este y el oeste se traduce en el estado de las reservas. Claramente las mismas se ajustan sobre el oeste, apareciendo algunos sectores que ya caen en niveles de sequía. Los mismos no deben considerarse sobre zonas del delta, donde aparecen por una cuestión de mapeo, sin embargo expresan el mal paso que pueden estar llevando los cultivares de trigo transitando su período de floración.
Hemos insistido en informes anteriores que normalmente un trigo que transita inviernos secos, tiende a ganar desarrollo en raíces logrando aprovechar favorablemente la llegada de las lluvias de primavera. Debido a que en el sudoeste de la provincia las mismas fueron pobres y tenemos por delante otra semana seca, posiblemente en muchas sementeras ya deban considerarse pérdidas de rendimiento. Estos trigales desarrollados en un contexto que se sostiene con una pobre oferta de agua, podría lograr una buena performance de calidad. En todo caso perderíamos kilos pero podrían alcanzarse trigos con alto nivel proteico, siempre hablando de sementeras que logran sobrellevar la situación hídrica y que merece la pena no considerarla una  alternativa de alimento para el ganado. Este comentario se vincula a situaciones  similares o aun más complejas que se observan en SF. Esta condición es aun más rigurosa en el CB, donde las perspectivas para el trigo son realmente malas. Respecto de este cultivo el volumen principal de producción quedará sostenido por la oferta que finalmente pueda aportar el sur de la región pampeana. El mismo no tiene las limitantes hídricas que padecen los cultivares de la franja central. Sorteando las heladas tardías la campaña podría lograr rendimientos por encima de los normales.
BCER

× HOLA!