Rectángulo Image

Informe climático al 12 de julio de 2013

Desde el miércoles de la semana pasada las condiciones meteorológicas favorecieron la persistencia de una masa de aire húmedo, no solo en la provincia de Entre Ríos, sino en gran parte de la región pampeana. Bajo estas circunstancias las lloviznas alternaron durante gran parte de estos últimos días de julio, intensificándose sobre el noreste entre miércoles y jueves,  repitiendo precipitaciones más intensas durante el último martes.

El sucesivo pasaje de perturbaciones ha promovido la continuidad de coberturas nubosas que aunque alternadas, definieron la condición dominante de la última semana. La situación aun no se modifica sustancialmente dado que la masa de aire no ha experimentado cambios de importancia. Si bien la Mesopotamia es una región donde el aire húmedo se sostiene con mayor facilidad, en esta época del año estas masas de aire suelen mostrar mayor grado de alternancia con flujos de aire proveniente de la meseta patagónica, por ende las jornadas húmedas usualmente no tienen esta persistencia. Dentro de este contexto podemos decir que no se han dado sistemas precipitantes de volúmenes destacados, salvo en áreas reducidas. Esto refleja el aplacamiento de la dinámica atmosférica, tal como corresponde a la época del año.

En resumen, la disponibilidad de humedad en la atmósfera no fue limitante para el desarrollo de sistemas precipitantes y todo indica que la jornada de hoy cerraría con precipitaciones generalizadas en el territorio entrerriano, lo cual aún podría observarse durante la jornada de mañana. Sería satisfactorio que la oferta de agua alcance el centro norte y el noroeste provincial donde las precipitaciones han sido más escasas.

El cambio de masa de aire solo comenzará a sentirse con durante el transcurso del fin de semana.

Estado de las reservas hídricas al 10/07/2013 

La última semana (mayormente húmeda) consolidó las mejoras en el patrón hídrico de la provincia, resultando en un nivel de reservas donde predomina el nivel adecuado. Y donde se concretaron chaparrones que superaron los 15 mm o 20 mm, por lo tanto la disponibilidad de humedad se presenta más holgada.

En general estas condiciones son favorables para el desarrollo de los cultivos de la fina, sin limitantes hídricas en  el tránsito de la etapa vegetativa. A pesar de que el mes de junio no obtuvo los niveles de precipitación normales en la mayor parte de la provincia, los cultivos implantados en forma temprana no sufrieron la falta de humedad debido al acopio que se había hecho cerrando el trimestre de otoño. Como decíamos anteriormente, de Federal hacia el noroeste es posible que se necesite algún chaparrón más generoso, sin embargo la situación no representa un escenario problemático.

Una vez finalizado este período húmedo, el cual seguramente se evidenciará con la rotación de los vientos al sector sudoeste, se espera que ingresemos en una etapa más seca. Posiblemente la primera parte de la segunda quincena de julio no se observen precipitaciones y si bien no se esperan condiciones ambientales rigurosas, volverían las temperaturas más cercanas a lo esperado para el mes de julio.

Por lo pronto solo por sectores las lluvias han sumado valores que encaminan el mes de julio a lograr las lluvias normales. No se descarta que entre lo que resta de hoy y mañana se concreten algunos chaparrones de importancia. De este modo con un evento más en la última parte del mes la provincia podría cerrar con un mejor estándar pluvial que el del mes pasado. Las necesidades hídricas no son destacadas, pero es mejor no instalar deficiencias de cara al inicio de la primavera

BCER

× HOLA!