17 julio, 2024 6:24 am
Rectángulo Image

Informe climático y estado de las reservas

Las lluvias de la última semana se distribuyeron en dos eventos. El primero se observó entre viernes y sábado y el otro con el reciente pasaje frontal que afectó la provincia entre martes y miércoles.

El primero dejó mayormente lluvias ligeras y algunos chaparrones dispersos, mientras que el segundo tuvo una actividad mucho mayor, con tormentas generalizadas, pero con una distribución de agua heterogénea. El resultado acumulado de estos dos eventos se representa en el mapa.
Como puede observarse, las celdas de tormenta más productivas se ubicaron en el departamento Diamante y sus vecindades y en una franja que desde el sur de La Paz se extiende hacia Federal. A las 9 horas de ayer las lluvias no habían llegado al norte de la provincia, sin embargo sabemos que la actividad continuó, dejando acumulados destacados tanto en los departamentos del norte como en los del este, también algo rezagados en la oferta de agua. Los promedios observados ayer miércoles en estos sectores superan los 40 milímetros, con registros puntuales muy destacados, por encima de los 100 mm. Posiblemente en algunas localidades se haya observado caída de granizo.
Salvo en zonas puntuales, el avance del mes de noviembre está mostrando un paso muy satisfactorio. Sectores del sudeste de la provincia parecen quedar más atrasados y podrían arrastrar algún déficit pluvial a final del mes.
Es muy probable que hayamos entrado en un período estable que se sostendría al menos hasta el jueves próximo. La actividad conducente al desarrollo de sistemas precipitantes quedará restringida al noreste del país, donde persistirán las masas de aire con mayor contenido de humedad y mejor potencial pluvial.
Este período seco que se define comenzando desde hoy, deja condiciones altamente favorables para continuar con la implantación de soja. En algunos sectores puede haber excesos temporarios, los cuales se resumirán rápidamente.

 

 

 

Estado de las reservas al 09/11/2011

Mientras que sobre el este, el norte y el sudeste de la provincia las reservas de humedad aparecen algo ajustadas, en el resto del territorio entrerriano la disponibilidad de agua en el primer metro de suelo se presenta como mínimo en niveles adecuados. Debemos recordar que a esta altura del año, lo adecuado para una pradera puede considerarse óptimo para la siembra de soja, por lo cual en muchas zonas de Diamante, Paraná, Nogoyá y el sur de La  Paz, en los próximos días seguramente habrá problemas de piso. Por otra parte, como mencionamos antes, este mapa no está considerando las lluvias observadas en zonas del este y del norte provincial. De este modo el nivel adecuado de reserva es el dominante en toda la provincia. Sectores del sudeste se posicionan con algún nivel de demanda mayor.
De acuerdo a las lluvias observadas hasta el momento y previéndose nuevas lluvias para la transición entre las últimas décadas del mes o la última parte de noviembre, se ve afianzado un patrón pluvial muy conveniente. El mismo da respiro para realizar las tareas pertinentes para la fecha, pero a la vez los sistemas precipitantes son generosos y de esta manera se proyectan buenas posibilidades para que se concreten como piso las lluvias normales. Recordamos que ha habido registros de escala reducida, casi puntual, donde se han observado más de 120 milímetros.
La zona que quedará más expectante por la vuelta de las precipitaciones será el sudeste de la provincia. En realidad desde el oeste de Victoria hasta el sur de Gualeguaychú, la oferta de agua ha sido floja y por lo tanto se pasan los requerimientos a la segunda quincena. Este sector del sudeste entrerriano parece acoplarse a una zona más amplia que incluye el noreste de Buenos Aires, donde los sistemas precipitantes vienen dejando acumulados más modestos que en otros sectores de la región pampeana.

BCER

× HOLA!