Rectángulo Image

Informe Climático y Estado de las Reservas

Entre el sábado 19 y el lunes 21 se concretó un período de inestabilidad asociado al pasaje lento de un sistema frontal, que alternadamente cubrió gran parte del territorio entrerriano.

Como se observa en el mapa la distribución de las precipitaciones fue heterogénea, presentándose sectores muy bien provistos, con lluvias superiores a los 70 milímetros y otros donde los acumulados fueron menores. De todos modos predominan valores que se ubican por encima de los 40 milímetros. Esta marca no es mala sin embargo no tuvo continuidad en toda la provincia a lo largo del mes.

 

 

 

Si consideramos que estadísticamente la provincia de Entre Ríos, tiene un piso pluvial para el mes de noviembre de unos 120 milímetros, las situaciones que se presentarán a finales de mes al comparar con esta marca serán variadas.  A lo largo del mes las lluvias más destacadas, que superaron holgadamente el registro estadístico, se ubicaron en el sur de La Paz, sur de Federal, norte de Villaguay y las vecindades del norte de Paraná. También el este de Federación ha tenido lluvias abundantes al igual que sectores de Diamante. Contrariamente, el este de Nogoyá, la zona del delta e Islas, el sur de Gualeguay y Gualeguaychú como así también el norte de La Paz, han recibido lluvias por debajo de los valores normales. En el resto de  la provincia, han sido habituales marcas cercanas a los 100 milímetros, lo cual si bien no es lo óptimo ha permitido transitar el mes sin que se noten deficiencias hídricas.  Estimamos que por debajo de esta marca la situación para los cultivos es más vulnerable.

Las perspectivas para las próximas jornadas, mantienen las condiciones atmosféricas exigentes, con altas temperaturas incluso después de las lluvias que pueden llegar cambiando para el sábado. Las precipitaciones se ubicarían del centro para el sur y en general no superarían los 10 milímetros, salvo en sectores puntuales donde puede generarse alguna celda de tormenta. Es poco probable que llueva en el norte de la provincia.

ESTADO DE LAS RESERVAS AL 23/11/2011 

Faltando una semana para cerrar el mes, es satisfactoria la condición de humedad de la provincia. Es muy probable que la misma se vea algo más ajustada al 30, principalmente porque no se esperan lluvias de importancia en los próximos días y por otra parte las condiciones atmosféricas promoverán un escenario negativo para el balance hídrico. Es decir, las reservas van a retroceder.

De validarse la perspectiva pluvial, las reservas óptimas devendrán en adecuadas y el resto se sostendrá en niveles regulares, algo exigidos pero sin definir una situación de riesgo.

Queda claro que el panorama descripto implica mirar al mes de diciembre esperando el retorno de las precipitaciones. Entendemos que de no sostenerse la zona de alta presión que domina el NEA, es posible esperar que los primeros días de diciembre tiendan a renovar el patrón pluvial. De esta manera serían oportunamente satisfechas las necesidades hídricas. Obviamente este potencial evento adquiere gran importancia para el desarrollo del maíz.

Como se explicó antes, incluyendo las posibles lluvias del comienzo del fin de semana, noviembre cerrará con algunos sectores menos provistos de agua. Si bien los productores de estas áreas no pueden estar contentos con esta situación, es también importante destacar que la falta de lluvias  en estas zonas reducidas no pueden ser justificadas con la presencia del fenómeno  La Niña. El mes de diciembre es estadísticamente el límite en el que este fenómeno suele tener impacto negativo en las lluvias, en general la señal sobre el patrón pluvial luego tiende a desaparecer. Si la intensidad actual del evento Niña es prácticamente la misma que desde comienzos de septiembre y al presente no se han condicionado las precipitaciones regionales, posiblemente esto ya no suceda.

BCER

× HOLA!