Rectángulo Image

La curva de la muerte

Es en la entrada sur de la ciudad, luego del puente Pellegrini, donde una súbita y extremadamente cerrada curva, seguida de contracurva, ya ha costado vidas a quienes ingresaban desprevenidos a nuestro Gualeguay.

Como una fatídica bienvenida a nuestra ciudad, la curva de la muerte subsistía sin carteles ni alertas que anticiparan su peligrosidad, hasta que hace pocas horas vialidad dispuso elementos para corregir el efecto de ese desgraciado dibujo del asfalto.

Ella estaba ahí, expectante por la llegada de los siguientes necios, para sorprenderlos, para retorcer sus chapas, lastimarlos, y, tal vez, quitarles la vida.

Lo que pasa es que los necios se veían liberados por la garita, tiraban todos sus cambios, un cartel solo adviertía que a 500 metros había una curva y contracurva, no había señales de peligro, nada que anuncie la muerte acechando.

Casi donde el asfalto comenzaba a torcer su recorrido, irónico, un cartel avisaba de la curva, pero nada auguraba el cerrado ángulo, tampoco había tiempo.

Para los necios ya es tarde, no había espacio para rebajes, ni siquiera para frenos, y los retorcidos guardarails dan testimonio del infructuoso intento de doblar.

Algunos quedaron arriba, otros cayeron en la barranca, algunos, milagrosamente, solo rasguños, otros, lamentablemente, los llevó la muerte.

Para todos, volantes, acompañantes, familiares y amigos, el recuerdo imborrable del ingreso a Gualeguay, para los gualeyos era solo otro flagelo más…

Norman Robson para Gualeguay21

 

× HOLA!