Rectángulo Image

Más alfiles en la geografía nacional

Diciembre fue un mes políticamente muy intenso pero el 7D no solo tuvo su máxima expresión en el conflicto judicial con el grupo Clarín, sino que además ese día fue  un eslabón más de una larga cadena de acontecimientos que llevaron a la ubicación de otro militante de la CANPO (brazo agropecuario de la Campora) a un lugar importante en la gestión regional del área científico-tecnológico relacionado con el sector agropecuario.

Lo más interesante de esta cuestión, es que ya se conocía con bastante antelación, sin que a nadie se le moviese un pelo, quien sería el candidato de esta agrupación política, brazo del Cristinismo en la gestión de gobierno para ocupar ese cargo, candidato con antecedentes que tienen que ver como en otros conocidos casos, mucho con la militancia en el kirchnerismo y muy poco con la habilidad, la capacidad y los saberes del cargo que van a ocupar.

 

 

 

El INTA es un organismo estatal de gestión público-privada que ha sabido sortear muchas vicisitudes a lo largo de los últimos 20 años. Allá por los años 90 sufrió la desfinanciación presupuestaria y corrieron fuertes rumores de su privatización. Si las organización agropecuaria y quienes llevaban una vida de trabajo en el INTA no hubiesen puesto resistencia a  este proyecto, la institución hubiese sido convertida tal vez en una Sociedad Anónima.

Durante el conflicto del año 2008 fueron nuevamente las personas que integraban los distintos estamentos institucionales por parte de las organizaciones agropecuarias y el personal del INTA quienes mantuvieron esta cincuentenaria institución al margen del conflicto agrario.

Por estos días otra vez el INTA se encuentra delante de un nuevo proyecto que pretende un  cambio profundo en su relación con la sociedad, esta nueva envestida que comenzó hace un tiempo en el INTA está hoy enfocada en el recambio que a través del llamado a  concurso público se está realizando en la mayoría de los cargos a Director Regional. Es allí donde se está imponiendo un nuevo avance de la política y la lealtad militante por sobre la política institucional, la gestión publico privada y la estrategia científico tecnológica de una Institución que ha sido modelo exitoso de  integración entre lo público con lo privado en el mundo.

En aquel 7 de diciembre (7D) que para el gobierno y el país se había convertido en una fecha de alta expectativa pública, en el centro regional Entre Ríos del INTA se llevaba adelante por parte de una junta avaladora la selección de quien a partir de año 2013 ocuparía el cargo de Director Regional.

En esa jornada en la cual fueron evaluados seis postulantes, se confeccionó un acta que fue elevada al Concejo Directivo del INTA, en ese acta quedaba establecido claramente que los tres integrantes de la Junta de Evaluación representantes del Consejo Regional de INTA Entre Ríos proponían para el cargo de Director Regional a quien es hoy Director de la EEA Concepción del Uruguay, por su formación, sus antecedentes laborales y su propuesta de gestión.

Por otro lado el representante del Consejo Directivo y el Director Nacional propusieron para el cargo al Ing. Agr. Oscar Valentinuz, un investigador especialista en Ecofisiología de cultivos reconocido por sus trabajos en esta temática, pero con muy pocos antecedentes en la gestión de recursos humanos, recursos económicos y conocimiento de la burocracia institucional, pero además, como decíamos en el segundo párrafo conocido dentro y fuera del INTA como el candidato para ocupar este cargo desde hacía ya un tiempo.

El tratamiento del Concurso para Director Regional del Centro Regional Entre Ríos fue tratado en la reunión del Concejo Directivo del día 12 diciembre de 2012 sobre tablas. En la mayoría de los concurso que son tratados por el Consejo Directivo generalmente se respeta la decisión de la Junta de Evaluación, salvo que existan elementos importantes y contundentes que indiquen modificar el orden de merito establecido por las Juntas  Evaluadoras.

En aquella reunión del día 12 de diciembre cuando este tema es puesto en tratamiento se propone una interpretación realmente extraña del acta elevada por la Junta Evaluadora de Entre Ríos lo que genera un intenso debate que finaliza cuando la mayoría de cinco miembros decide llamar a los dos postulantes a una nueva entrevista anulando la decisión tomada por la junta evaluadora.

Lo más interesante es observar quienes sostuvieron la postura de respetar lo decidido por el tribunal evaluador, fueron los consejeros representantes de CONINAGRO, Sociedad Rural Argentina, AACREA y Confederaciones Rurales Argentinas. El representante de la Federación Agraria Argentina dio su voto y por ende la mayoría a la posición del oficialismo dando argumentos coincidentes con la postura del mismo según consta en el acta Nº 447 – Punto 4.16  correspondiente a la reunión del 12 de diciembre de 2012.

Creo que es importante saber que el martes 11 de diciembre todos los representantes del sector privado sabían con claridad meridiana cuál era la opinión que las entidades a quienes representan institucionalmente tenían de este tema.

La nueva evaluación de los dos concursantes se realizó en reunión de Consejo Directivo el día 21 de diciembre del corriente. En el intervalo entre ambas reuniones hubo una nota elevada el 13 de diciembre por los tres integrantes de la Junta Evaluadora que representaban al Consejo Regional de Entre Ríos, dando una interpretación clara del contenido del Acta del Concurso y ratificando quien era el postulante que había obtenido  el mejor puntaje y la mayoría de los votos para ocupar el cargo de Director Regional.

Una nota elevada por el Consejo Regional luego de su reunión ordinaria del día 14 de diciembre, con la firma de todos los integrantes presentes (13 de 14), avalando lo actuado por los consejeros integrantes de la Junta de Evaluación y ratificando todo lo expresado por los mismos en el primer escrito y una nota enviada el 17 de diciembre por el Ministro de la Producción de Entre Ríos intentado desacreditar los documentos enviados por el Consejo Regional Entre Ríos, basada en una supuesta intencionalidad de presión hacia el Concejo Directivo por parte los representantes de las trece organizaciones representadas en el Consejo Regional Entre Ríos, un disparate.

En la selección realizada en el Consejo Directivo el día 21 de diciembre, al voto dado por CONINAGRO, Sociedad Rural Argentina, AACREA y Confederaciones Rurales Argentinas se sumó el voto del representante de la Comunidad Universitaria, decidiendo  respetar lo dictaminado por la Junta de Selección efectuada  en Entre Ríos,  mientras que los otros cinco miembro incluido el presidente del INTA que en este caso por haber empate tiene voto doble, dieron su beneplácito al Ing. Agr. Oscar Valentinuz para ocupar el cargo de Director Regional del Centro Regional Entre Ríos por los próximos cuatro años dando por cerrado el concurso.

No hay mejor método para que la gente más capacitada ocupe los lugares estratégicos en la gestión del Estado y para que los resultados obtenidos en la gestión no dependan de la casualidad sino de la causalidad, que los concursos públicos de antecedentes y propuestas de trabajo; todo se convierte en palabra vacía si se anteponen intereses ajenos a las instituciones y se fuerzan los hechos para lograr un resultado concebido previamente a un concurso.

El objetivo final estaba cumplido, ubicar un nuevo alfil militante y leal al modelo nacional y popular en otro lugar estratégico en el entramado regional de la Institución más importante en la generación y transferencia de conocimiento científico tecnológico agropecuario,  poniendo una alerta rojo a la gestión compartida entre el estado y los privados que tanto prestigio y reconocimiento a dado al INTA.

Flavio Izaguire Presidente FARER

× HOLA!