Rectángulo Image

Nuestro patrono casi es otro

Retazos de entrerrianias y otras yerbas nos muestran los conflictos iniciales… Hermosa génesis, llena de culebrones.

En 1776, por el peligro portugués y británico, se crea el Virreinato del Rio de la Plata. El Franciscano español Sebastián Malvar y Pinto (allegado a Carlos III) fue designado Obispo de Bs. As.

En 1778 fue designado Virrey Juan José Vértiz y Salcedo (Criollo).

 

En 1780, Sebastian Malvar y Pinto crea la Parroquia de “San Antonio del Gualeguay Grande” nombrando como cura párroco a Fernando Andrés de Quiroga y Taboada el 12 de Noviembre de 1781.

 

Los pobladores estaban dispersos en el campo, pero en este caso tenían su modestísima capilla levantada a unos 10 Km. al oeste de la ubicación actual de la ciudad, en el paraje llamado Capilla Vieja, (actualmente Estancia “La Capilla”, creo que 8º Dto. “Albardón”) mas cerca del Arroyo Clé que del Rio Gualeguay.

 

Según Juan José Segura en su obra “Tomás de Rocamora, Soldado y Fundador de Pueblos” San Antonio fue el patrono elegido probablemente por las donaciones de elementos de culto que hizo un vecino, el catamarqueño Antonio de Luna, entre los que se encontraban un crucifijo y un San Antonio.

 

El correntino Francisco Méndez “El primer cristiano radicado en estos parajes” según afirman Juan José Segura y Pérez Cólman, era el alcalde de hermandad de la Zona.

 

El arribo del párroco Quiroga y Tabeada rompió la tranquilidad vecinal. El cura anuncia el reemplazo del patrono San Antonio por el de San Sebastián (en honor a Sebastian Malvar y Pinto quien lo nombrara al frente de la capilla) y manifiesta su intención de trasladar el templo a “La Cuchilla” (Calculo que al 1º Dto. “Cuchillas), unos 12 km. al norte de la ubicación actual. Se desató entonces el conflicto.

 

La ausencia de Méndez, de viaje probablemente por Montevideo, aumento la confusión ya que nadie ponía freno al cura. A su regreso, dos meses mas tarde, se encontró con el vaciamiento de la capilla por parte de Quiroga y Taboada quien, en dos carretas, se había llevado los elementos de culto y una puerta, además de levantar en La Cuchilla un rancho para celebrar los oficios religiosos y delimitar el predio para un cementerio.

 

Entre Méndez y sus adeptos de “Capilla Vieja” y Quiroga y Taboada y sus adeptos de “La Cuchilla” se plantearon varios incidentes que no pasaron a mayores, salvo un garrotazo al alcalde. En uno de esos disturbios el sacerdote declara la destitución del alcalde, destitución resistida por los vecinos de la Capilla Vieja.

Segura relata que en medio del conflict

o Quiroga y Taboada le escribe al Virrey acusando a Méndez de… “muy vicioso en la bebida, contrabandista, alborotador incendiario y partidario de Tupac Amaru.

Además, una copla de entonces decía…

“¿Oh, Gualeguay desgraciado!

Que triste tu desventura:

el obispo te dio un cura

pobre, loco y empeñado.”

 

Frente a la “Cuestión Gualeya” Vértiz convoca a otro criollo como él: El Coronel de Dragones Tomás de Rocamora. El 11 de Marzo de 1782 arriba a Gualeguay a cumplir su misión: tomar el mando del territorio, investigar el conflicto, reestablecer el orden, realizar un relevamiento del vecindario, formar la milicia y ordenar la vida de la población.

 

A poco de su arribo, a raiz del sumario para aclarar la situación, tuvo problemas con Quiroga y taboada.

 

El 23 de Octubre el Virrey consideró su permanencia “perjudicial a la tranquilidad de Gualeguay” y ordenó el traslado del cura a Bs. As.

La calma retornó a la comarca.

 

En una consulta convocada por Rocamora para la elección del patrono, la mayoría opto por la restitución de San Antonio en lugar de San Sebastián.

 

La otra iniciativa de Quiroga y Taboada tampoco prosperó… Naufragó la opción de “La Cuchilla” para establecer el templo, y por consiguiente la villa (la ciudad). Rocamora optó por un paraje intermedio entre el dispuesto por el clérigo y el preferido por los vecinos.

 

“El pago del Abra” fue el lugar indicando. Ocupaba parte de las tierras entregadas por la corona al inglés Agustín Wright (apellido que según olga Gallote de Mazzoni en su libro “El aporte inmigratorio” se deforma con el tiempo en el popular Urites).

 

El 20 de Enero de 1783 comenzó la tala del espeso monte. Duró unos meses. El 19 de Marzo de 1783 queda oficialmente fundada San Antonio del Gualeguay Grande, con su plaza de cuatro manzanas, la iglesia, la policía, y el cabildo a su alrededor.

 

Mario Alarcón Muñiz termina un capitulo de su libro diciendo… “No habrá tenido razón el cura, la cuchilla no se inunda”.

Nos vemos en el corso.

Martín González

× HOLA!