Rectángulo Image

Ramos y Vittulo terminaron a los puñetes


Ni el pedido de pudor por parte del presidente de la Cámara de Diputados pudo frenar la dura agresión verbal y los golpes de puño entre el Ministro de Acción Social y el legislador gualeyo.

La reunión fue realizada en la Cámara de Diputado en el día de ayer por la tarde, entre los diputados provinciales oficialistas y la presencia del ministro de acción social Carlos Ramos de carácter estrictamente institucional.
Parecía una reunión más, un encuentro normal, hasta que, según comentaron los mentideros presentes, el diputado gualeyo, Hernán Vittulo comenzó a recriminarle a Ramos la forma política de su ministerio para con el departamento Gualeguay.
Según comentaron los mentideros Vittulo comenzó a quejársele al ministro por la distribución de los recursos de su ministerio a su cargo, manifestándole que todo pasaba por el Intendente Erro (conocido archienemigo de Vittulo), que todo el manejo de lo gestionable o no lo tenía èl y que lo estaban dejando de lado, que lo pasaban por encima, siendo èl el representante del departamento.
Pero la discusión fue subiendo de tono porque el joven ministro, no se quedó ahí y le retrucó manifestándole “vos que venís a criticar si el senador Emilio Matorras (socio de Vittulo) tenía nombrado su hijo en acción social y que usaba la estructura del ministerio para posicionarse y hacer política en su departamento, entregando cosas a nombre del padre y de él”, escuchándose que otro diputado susurró irónicamente “y del espíritu santo”.
Indudablemente, la contestación del ministro en vez de calmar los ánimos, terminó de sacar del todo al diputado gualeyo, que, según comentaron los presentes, nuevamente arremetió con dureza contra el ministro, invitándolo a pelear, derivando en una bataola entre los funcionarios en donde entre insulto e insulto volaron las trompadas de uno y otro lado.
Un Vittulo que ya tiene experiencia en este tipo de confrontaciones y, según cuentan, es ligero para la piña, recordando los presentes en la reunión que hace un tiempo atrás, allá por el 2008, (ver link asociado), en la primer gestión de Urribarri, siendo el gualeyo senador, le metió una dura trompada a Santiago Gaitán, cuando Lauritto era vicegobernador, que provocó la estampida de los demás senadores, donde a pesar de la sentada de trompis de Gaitán, Vittulo no se la llevó barato, quedando en consecuencia un yeso en el brazo durante más de un mes.
En el día de ayer, el ministro lejos de quedarse a otras, siendo un poco más joven, le respondió insulto por insulto y trompada por trompada, resultando incontenible por la situación para los presentes.
Es más, según comentaron los mentideros presentes, ni el presidente de la cámara , José Ángel Allende, al grito de “pudor en la sala, por favor”, quería frenar el duro cruces y echadas en cara, insultos y trompadas entre el ministro y el diputado, no pudiendo contener a ninguno de los dos.
Finalmente, lograron separarlos, mascullando Vittulo se fue por un lado y, también mascullando, Ramos se fue por el otro.
Lo concreto que el clima del pre mundial en política se viene con todo, no se pijotea nada, ni insultos ni trompadas.
Ricardo David

× HOLA!