12 julio, 2024 1:26 pm
Rectángulo Image

Realidad de difícil digestión

Aún días después de los hechos, todavía es difícil digerir la realidad desnudada por los mismos. Hechos traumáticos como la absurda e innecesaria muerte de un gurí de 14 años y la inconcebible golpiza propinada por una joven a otra difícilmente pueden ser asimilados por la comunidad.

Menos si consideramos el marco de caos anárquico que reina por las noches, donde manadas vandálicas se apropian de las calles imponiendo la locura, motivadas por la venta libre de alcohol y el libertinaje vial, y mucho menos aún si atendemos las desafortunadas declaraciones de quien es responsable de la ciudad y desconoce lo que pasa en ella.

 

 

 

Lo cierto es que acá no hay accidentes ni hay hechos aislados, sino que lo que ocurre responde a una lamentable realidad.

Acá hay una sociedad enferma aprovechada por un desgobierno que poco le interesa el desarrollo de la sociedad y mucho le importa su perpetuación en el poder para seguir explotando el negocio de la política.

Pero la culpa no es del chancho sino de quien le da de comer, tal cual es nuestro caso, donde tanto el gurí fallecido como la chica golpeadora, como los espectadores y el propio Poder Ejecutivo son solo proyecciones de nuestra sociedad.

Ninguno de estos es extraterrestre, sino que todos son producto de un sistema aceptado y consentido por la sociedad.

Insisto, es muy difícil digerir todo esto, especialmente escuchando las declaraciones de quienes tienen en sus manos el destino de la ciudad, declaraciones donde tergiversan y distorsionan los hechos para desprenderse de sus responsabilidades exponiendo su lamentable esencia.

También es difícil digerir esto porque nadie va a hacer nada al respecto, porque la pirotecnia efectista de los días después se diluirá en menos de una semana para que todos, víctimas, victimarios y viles espectadores, todos vuelvan a la rutinaria parodia populista de megaeventos, cordón cuneta y cero desarrollo genuino.

Es lamentablemente imperioso que nuestra sociedad se ponga los pantalones largos y salga a neutralizar el desgobierno reinante, salga a imponer sus derechos adquiridos, constitucionales, que salga y someta a la mediocridad amoral en el poder y le imponga el dictado y cumplimiento estricto de políticas de estado.

Es imperioso obligar al gobierno local a abandonar el seudoproyecto de unidos y organizados, que busca promover la rosca política en beneficio de sus aspiraciones personalistas, por un proyecto serio de unidos y organizados que englobe a toda la sociedad en pos de una sociedad madura y pujante.

Insisto, nuestra sociedad está muy jodida, y la única forma de salvarla es con la participación de la sociedad a través de la sociedad civil, obligando a la dirigencia a tomar cartas en el asunto e imponer soluciones serias, consistentes y sustentables a la problemática existente.

Participar sin esperar a ver qué hace el otro, participar desprendidos de cualquier pudor y conscientes de la responsabilidad civil que cada individuo tiene en este caso.

En el escenario actual, sino actuamos rápido, seremos todos cómplices culposos de nuestra lamentable realidad.

Norman Robson para Gualeguay21

× HOLA!