Rectángulo Image

Recorrida por los canales desnuda mentiras y verdades

Entre los días 29 y 30 de marzo, Gualeguay21 recorrió y registró en imágenes el estado de los canales que salen del Bañado de Hugo hacia el río Gualeguay, indispensables para que el agua que viene de tierras al norte y oeste de la ciudad no siga hacia la misma y la inunde. Los dos días de recorrida a pie desnudaron unos canales obstruidos, con problemas de pendiente, y faltos de cualquier tarea de mantenimiento en años. Una realidad que demuestra porqué no funcionan y el agua sigue hacia Gualeguay.

Por la propia geografía de esta región, los campos que se encuentran al norte y noroeste de la ciudad, con cotas de 50 metros más altas que la misma, escurren sus lluvias hacia ésta. Parte de esa agua, en su camino, cae al bañado de Hugo, suerte de reservorio que colecta ese caudal y debería desviarlo hacia el río Gualeguay por un gran canal, de 14,5 kilómetros de largo, al cual se suma un segundo de menores dimensiones, que se une al anterior luego de 3,5 kilómetros.

Cabe destacar que las dimensiones del canal distan de las originales, y, más que nada, de las conocidas por las autoridades. Su longitud no es de 7 kilómetros, sino más del doble, mientras que el ancho muy pocas veces alcanza lo 10 metros, y su profundidad es, en las partes más profundas, algo más de 2 metros. En lo que respecta al trazado, el canal recorre casi siete kilómetros desde el Bañado de Hugo hasta salir del ejido y seguir, a través de los campos Santa María y Patria Chica hasta el río Gualeguay.

Para que éstos canales funcionen correctamente, el agua debe fluir ágilmente a lo largo de todo su recorrido, para lo cual es indispensable que ésta no encuentre obstáculos en su recorrido y que las pendientes sean las adecuadas a lo largo del mismo.

Como en la crisis sufrida semanas atrás se observó que éstos canales no funcionaban como debían, sino que se desbordaban, y esa agua fluyó hacia el centro de la ciudad y luego hacia las defensas, tal cual ocurrió en el año 2007, Gualeguay21 decidió, al igual que lo hizo aquella vez, relevar y registrar el estado de esos canales.

Comparativo 2024 2007

Las observaciones

Desde el principio del trabajo encarado se observó agua estancada, verde, con el peligro que eso significa en plena epidemia de dengue. Este estancamiento obedece, en algunos casos, a todo tipo de obstáculos, y, en otros, a cuestiones netas de pendientes.

En lo que se refiere a la fluidez hídrica que debería facilitar el canal, en los recorridos de ambos zanjones se observaron alevosos obstáculos, como badenes, alcantarillas chicas, desmoronadas o tapadas, árboles caídos, montículos de tierra, y hasta alambrados atravesando el curso, algunos incluso con chapas de zinc. En el curso del canal chico, también entorpecen el tránsito del agua una curva, una contracurva y una curva final, todas de 90 grados.

Por su parte, en los puentes de hormigón que hay sobre el canal, aunque amplios, contra los mismos se han amontonado ramas y tierra, tapiándolos parcialmente.

Por último, del diálogo con los vecinos surge que, no hace mucho tiempo atrás, a principios del 2023, la Municipalidad limpió el canal a la altura del Camino del Consorcio y de continuación Vialidad. Éstos dan fe de que máquinas y personal municipal estuvieron un par de días, “sacaron fotos hasta con un dron”, hicieron dos o tres chacras y se fueron, pero dejaron toda la tierra al costado. Claro está que, cuando llovió, la tierra volvió al zanjón.

Ver videos

Conclusión

Con este relevamiento se desnudan, sin dejar lugar a dudas, las siguientes verdades y mentiras:

• Que es verdad que los canales adolecen exactamente las mismas falencias que en el 2007.

• Que es mentira que las obras realizadas resolvieron la problemática sufrida en 2007.

• Que es verdad que la Municipalidad “limpió” los canales, así como que es verdad que lo hizo mal y apenas 10 porciento del recorrido.

• Que es mentira que no sea jurisdicción o responsabilidad municipal.

• Que es verdad que en el estado en que se encontraba entonces y se encuentra hoy es imposible que el agua escurra ágilmente de forma de evitar sus desbordes hacia la ciudad.

Norman Robson para Gualeguay21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× HOLA!