Rectángulo Image

Reservas naturales: El valioso patrimonio gualeyo y la indiferencia del Estado

Tiempo atrás, Gualeguay21 expuso la indiferencia política por los patrimonios públicos al rescatar del olvido tres reservas municipales ubicadas sobre el río Gualeguay, dentro del ejido municipal: La Bolsa, El Minguerí y El Boquerón. Como si esto fuera poco, como dicen los vendedores ambulantes, la ciudad de Gualeguay tiene otra reserva, mucho mayor a las anteriores, pero igual de ignorada: la Isla Gericke. Se trata de una importante porción de territorio declarada reserva en 2014, que está ubicada a apenas mil metros de la Plaza Constitución, y que también se encuentra desaprovechada.

En 2021, Gualeguay21 rescató las tres reservas municipales ubicadas sobre el río Gualeguay aguas arriba del Puente Pellegrini. Son La Bolsa, con una superficie de 9 hectáreas y 1.9 kilómetros de playa; El Minguerí, con 2.4 hectáreas y 500 metros de playa; y El Boquerón, con 4.4 hectáreas y 500 metros de playa, ubicadas entre 3.700 y 5.700 metros del casco urbano en dirección Este.

En aquel entonces, remarcamos que esos patrimonios se encuentran, separados por 700 u 800 metros uno de otro, y totalizan una superficie de más de 15 hectáreas con casi tres kilómetros de hermosos arenales. Pero, como se encuentra dentro de un establecimiento rural particular, no se puede acceder a las mismas por vía pública alguna, y la única forma de hacerlo es por el río, en bote o lancha.Pero eso no es todo. Al conjunto de zonas naturales protegidas, pero no consideradas por el poder político, se suma una parte de la Isla Gericke, cedida al Departamento Gualeguay por el Departamento Islas en el año 2006, ya que la obra de la Defensa Costera, terminada en 2003, había convertido una parte en el actual complejo de la Costanera.

De esta isla, que tenía una superficie de casi 600 hectáreas, una parte se incorporó a la obra de la Defensa Costera, la que hoy conforma la Costanera, mientras que, del resto, del otro lado del río, más de 100 hectáreas son de la Municipalidad y se encuentran totalmente inexplotadas. Un territorio desconocido para la gran mayoría de la comunidad gualeya, y, por supuesto, inaccesible.

De este modo, en total, el pueblo de Gualeguay tiene unas 120 hectáreas, de extraordinaria diversidad y belleza, vedadas a su aprovechamiento y disfrute. Una superficie más de dos veces la de la Costanera, con playas, rica en fauna y flora autóctona, pero que nadie puede visitar, no hay luz, ni baño, ni infraestructura alguna.

Cabe agregar que el Concejo Deliberante, en julio y noviembre de 2022, en sendas comunicaciones votadas por unanimidad, le recordó al Poder Ejecutivo Municipal los siguientes aspectos:

• Año 1990. Por la ordenanza 1904 se crearon las reservas municipales La Bolsa, El Mingurí y El Boquerón, y se le ordenó al Poder Ejecutivo disponer la infraestructura necesaria para su explotación turística, pero nada se hizo en ese sentido.

• Año 1994. Por la ordenanza 2084 se estableció que el Poder Ejecutivo como responsable y protector de los bienes culturales y de las reservas naturales existentes en su ejido, y que es de su responsabilidad promover y generar acciones conducentes a salvaguardar dichos bienes, pero nunca cumplió nada de esto.

• Año 2014. Por la ordenanza 2755 se declaró Parque Natural y Zona de Reserva Ecológica a la Isla Gericke, pero ni siquiera se incorporó a los mapas catastrales.

• Año 2019. Por la ley provincial 10.479 se creó el Sistema de Áreas Naturales Protegidas y el Registro de Áreas Naturales Municipales, pero ninguna de éstas fue nunca incorporada.

Al mismo tiempo, le mandó concretar una real ocupación y presencia del estado municipal en cada una de ellas, con su debida delimitación catastral y su presencia en los mapas municipales, y garantizar el acceso público para uso y esparcimiento de la comunidad local y nuestros visitantes.

De este modo, los vecinos de Gualeguay no solo se ven impedidos de explotar su patrimonio natural, sino que el Estado municipal los esconde y priva hasta de conocerlos, manteniéndolos aislados, mientras que, en lugar de cumplir con sus deberes respecto de éstos, el mismo Estado realiza inversiones millonarias en patios, parques acuáticos, recitales, y un autódromo incompleto. 

Norman Robson para Gualeguay21

× HOLA!