Rectángulo Image

Se viene la Fiesta del Asado y la Galleta, y todavía preocupa la organización

En pocos días, la Fiesta del Asado y la Galleta traerá a La Beriso a la Costanera de Gualeguay, con acceso libre y gratuito. Ésta, para miles y miles de jóvenes de la región, significa la única oportunidad de acceder gratis a uno de los espectáculos más soñados. Los antecedentes del pasado en la provincia y en Gualeguay, y la situación particular de la ciudad en el presente, despiertan dudas, y preocupación, sobre la infraestructura disponible para poder recibir tal convocatoria con la mínima seguridad. Las inquietudes son muchas.

El próximo sábado 19 de noviembre llega a Gualeguay el grupo musical La Beriso, en el marco de la Fiesta del Asado y la Galleta. Siendo que, por un buen rato, la ciudad multiplicará sus habitantes, y los concentrará a todos frente al escenario de su Costanera, potenciando cualquier riesgo de convivencia, la ciudad debe estar preparada para ello. 

Dicho de otra forma, en esta oportunidad se multiplicarán las probabilidades de accidentes, al igual que las de hechos de alcoholismo y de violencia, razón por la cual se multiplica la necesidad de contar con los servicios de orden, de seguridad y de salud a la altura de las circunstancias. 

Del mismo modo, también se multiplicará demanda comercial, aumentando significativamente la necesidad de satisfacer el requerimiento de bebidas y comidas, de sanitarios, y de todo lo que se le antoje a la visita.

Frente a esto, las preguntas son muchas, pero dos son claves: Una es cuál será la convocatoria de público, mientras la otra es con qué infraestrucutura recibe la ciudad este espectáculo. Éstas resultan de que La Beriso es un grupo muy popular, al cual muchos no tienen oportunidad de ver gratuitamente, lo cual advierte sobre una masiva visita a Gualeguay. Y las dudas son sobre las condiciones en que se encuentra Gualeguay para que todo se desarrolle con total normalidad, y sin lamentar incidentes de ningún tipo.

En este sentido, otras preguntas son: ¿alcanzan los policías? ¿los agentes municipales? ¿las ambulancias? ¿los médicos y enfermeras? ¿los baños químicos? ¿la cerveza? ¿el lugar para estacionar? ¿el asado y la galleta?

Y luego de éstas: ¿acaso sabe alguien que los tomógrafos están rotos? ¿alguien se estará ocupando de que estén arreglados? ¿alguien sabrá que hay solo una ambulancia en servicio y con un solo médico para traslados? ¿alguien se ocupará de que estén disponibles? ¿alguien se estará ocupando de conseguir más recursos humanos? ¿alguien está previendo la disponibilidad de espacio para estacionamiento, de sanitarios, y de controles?

Antecedentes 

La Costanera de Gualeguay es un espacio natural abierto sobre el cual se han desarrollado multitudinarios recitales gratuitos sin ningún tipo de disturbios. Banda XXI, La Mosca, La Sole, Abel Pintos, Los Nocheros, Baglieto y Vitale, el Chaqueño Palavecino, Los Pericos, Los Tekis, Palito Ortega, Victor Heredia, y Vilma Palma e Vampiros. Para estas ocasiones, se habló de públicos que alcanzaron, con La Sole y Abel Pintos, un público de entre 20 y 30 mil personas. 

Por otro lado, en abril de 2014, en Gualeguaychú, el recital del Indio Solari convocó más de 150 mil personas, y la estructura de la ciudad colapsó. No estaba preparada para esa convocatoria, y nadie se preocupó por lo que podría pasar. Por otro lado, este verano, la Fiesta de la Artesanía, en Colón, convocó a La Beriso. A pesar de la lluvia antes y durante el recital, y de que la entrada costaba mil pesos, asistieron 15 mil personas.

Infraestructura

En todos los recitales, la mayoría del público se concentró frente al escenario, en una franja de 50 metros frente al mismo, hasta más allá de la calle, lo que significa unos 3 mil metros cuadrados, mientras que los que no se amontonaban allí, se ubicaron hacia ambos costados de ese sector. En total, se trata de un espacio abierto que va desde el escenario hasta el puente peatonal, en una franja de 150 metros hacia cada lado del escenario, cubriendo una superficie de unos 60 mil metros cuadrados.

Servicios y oferta

Para toda afluencia importante de visitas a una ciudad, la capacidad de los servicios de orden, seguridad y salud son fundamentales, y de ellos depende la integridad de propios y ajenos. De igual modo, también es importante la capacidad de oferta para satisfacer la exagerada demanda puntual de alimentos y bebidas.

Una hipótesis

Si llegaran a la ciudad unas 30 mil personas, y se sumaran en la Costanera a unas 20 mil de la ciudad, estaríamos frente a una multitud de 50 mil almas, concentradas lo más posible frente al escenario. Si bien la superficie del lugar sobra para alojarlas, la puja por una buen ubicación las amontonará frente al grupo, donde solo podrán ubicarse, a 6 por metro cuadrado, menos de 20 mil personas.

De darse esta convicatoria, se estaría hablando de más de 7 mil autos pululando por estacionamiento, y muchos colectivos buscando ubicación. Por otro lado, si cada persona necesitara usar el baño por 3 minutos, tendríamos una demanda de 2,5 mil horas de baño, las cuales, prorrateadas en 6 horas, significan la necesidad de contar con unos 400 baños.

En definitiva, para recibir y atender esta multitud, es necesario contar con más policías de los que cuenta la Departamental, con más municipales de los disponibles, con más ambulancias y médicos de los que hoy tenemos, y con mucho asado, galleta, pan y, más que nada, cerveza.

Por último, y aunque antipático, es necesario ponderar la posibilidad de lluvia, no solo a la hora del show, sino los días anteriores, ya que toda la superficie es de pasto, el cual, pisado por 50 mil personas, se convertirá en un chiquero.

Norman Robson para Gualeguay21

× HOLA!