Rectángulo Image

Una obra que no se debe dilatar más en el tiempo

Desde un tiempo a esta parte, hemos presenciado hasta el cansancio, la seguidilla de accidentes que se han registrado en el acceso sur a la ciudad, a pocos metros del Puente Pellegrini, sector conocido como “La S” por tratarse de una curva y contracurva a la salida recta del puente.

Con la llegada del verano, los vuelcos han ido aumentando, con lo cual se supone una mayor fluidez en el tránsito debido a las vacaciones. Quienes no conocen “La S” y acceden a esa zona a una velocidad moderada caen en el riesgo de quedar al borde del despiste sobre la cinta asfáltica, para el mejor de los casos o, caer por la pronunciada banquina que rodea la cinta asfáltica. Aquí, es importante resaltar que la mezcla de imprudencia y alta velocidad pueden convertirse en el factor ideal para que ocurra un accidente. Asimismo, se debe reconocer que la cartelería actual con la que cuenta esa curva no alcanza, es deficiente.

 

 

 

Por tratarse de una ruta nacional (nº 12) las autoridades nacionales y provinciales dan cuenta que es jurisdicción  Vialidad Nacional el area que debe tomar cartas en el asunto y, modificar la traza de la curva.

Pero no menos cierto es que,  por tratarse de una zona en el ingreso a la ciudad, son nuestros representantes los encargados de gestionar y tramitar soluciones de inmediato. Hace horas atrás, el camión cisterna de una petrolera, con 36 mil litros de gasoil cayó por la banquina de “La S”, con todo el riesgo que esto implicó para la seguridad del chofer y de los demás vehículos que transitaban por el lugar.

La pregunta que rondó en la emergencia del camión tenía que ver con la posibilidad que se tratara de un transporte de sustancias peligrosas. “Qué hubiera pasado si en lugar de gasoil hubiese sido ácido?, dispará un curioso que se acercó hasta el lugar. ¿Y si se trataba de un micro de larga distancia con pasajeros a bordo?, agregó una mujer.

Las conjeturas y los análisis que se realizan son variados. Hay quienes impulsan modificar la curva, suavizar la curva y construir una rotonda de giro que derive el tránsito hacia la zona de Cinco Esquinas. Otros, piensan que lo correcto sería  utilizar la traza del terraplén de la Defensa Costera  Norte para desviar  – a modo de Circunvalación- todo el tránsito pesado hacia el norte de la ciudad, con una salida que se conecte a la ruta 12 a la altura de Santa Rafaela.

También están aquéllos que opinan mejorar la cratelería a la salida del Puente Pellegrini, mejorar la iluminación y colocación de “despertadores”, como una salida inmediata a los problemas de los despistes.

Un párrafo aparte para la predisposición de Bomberos Voluntarios, personal de Emergencias del Hospital San Antonio, de Tránsito Municipal y de Policía, que, en virtud de los últimos hechos ocurridos en esa zona, han estado alertas y dispuestos a intervenir ante un eventual vuelco.

La decisión de mejorar el acceso sur a nuestra ciudad, tal como se expresa en el título, “no puede dilatarse más en el tiempo”. Serán entonces nuestras autoridades municipales, provinciales y nacionales las que deberán dar una respuesta inmediata a una obra que traiga consigo la tranquilidad  de un tránsito normal por Gualeguay.

Hernán Almeida para El Debate Pregón

× HOLA!