Rectángulo Image

Una visión sobre la videovigilancia

Sin dudas que es un tema muy controvertido, pero considero que es un tema necesario. El debate está abierto e instalado en la sociedad. Encontramos toda índole de exposiciones, cuestionamientos y opiniones sobre la Videovigilancia debiéndose tratar responsablemente, tanto el método como así también las opiniones.

El Monitoreo Publico Urbano (MOPU) es la videovigilancia aplicada en la vía pública.

La VIDEOVIGILANCIA es un método de supervisión por imágenes para detección de ilícitos en tiempo real y con registro de las mismas para ser utilizadas en casos legales o de auditoria.

El mismo consiste en un sistema compuesto de cámaras fijas, cámaras domo (denominadas así por su forma esférica) con posibilidad de variación del ángulo horizontal y vertical, como así también de acercamiento (zoom), postes o estructuras soportes, cableados entre las cámaras y los centros de monitoreo (fibras ópticas), sistemas de alimentación, software de gestión, operadores, supervisores, etc.

En este punto es interesante destacar la conveniencia de utilizar materiales de calidad profesional, como así también personal idóneo para realizar las instalaciones, siendo mi opinión, que este sistema debe ser operado por Personal Policial, en colaboración funcional con el municipio y dependiendo de la autoridad municipal a cargo del MOPU. Aquí, debo decir que como se trata de la seguridad urbana, todos deben colaborar. Los beneficios son generales.

El concepto de seguridad aplicado en la videovigilancia en nuestros días, pasa necesariamente por el de vigilancia o tele-vigilancia. La inseguridad se entiende como la consecuencia de todo desorden social y económico: es argumento político, ético, económico, moral, y cultural para justificar la intervención de los poderes gubernamentales en la esfera del espacio público. La inseguridad es un problema sistémico e integral más que un problema de falta de vigilancia. Dicho de otro modo, la inseguridad no es consecuencia de una falta de vigilancia.

Si bien algunos medios expresan su malestar, incluso sus quejas, debemos ver a la videovigilancia, y su contribución a la disminución de la inseguridad en un sentido general despojándolo de toda cuestión ideológica. Se trata de una formidable herramienta que ayuda en la prevención y/o el esclarecimiento de delitos.

EL LÍMITE está dado por las regulaciones existentes o a crearse.

LA VIDEOVIGILANCIA NO VULNERA LA PRIVACIDAD y justamente por el concepto de vía pública. Uno no puede pretender privacidad de actos en la vía pública.

¿Quién vigila a quién? ¿Quién tiene el poder de vigilar? ¿Quién realiza la vigilancia de la vigilancia?

Sin dudas, y como siempre opino, el Estado, los gobiernos en su carácter de son los responsables de la seguridad de su población.

Este sistema de monitorio, control por cámaras, videovigilancia, no destruye, ni altera las libertades individuales y colectivas, ni oprimir, en la medida que existan las leyes que regulan la actividad en los espacios públicos. Dentro de estos marcos regulatorios, la seguridad en la vía pública puede mejorarse utilizando modernas tecnologías a través de emprendimientos estatales o privados. Hoy tenemos casos puntuales en que la videovigilancia privada, colabora con las FFSS (Fuerzas de Seguridad), la Justicia, en casos delictivos, etc. (caso Ängeles).

Este sistema de videovigilancia, NO ES una herramienta de espionaje, no tiene esas características, por lo cual, el Ciudadano, NO DEBE sentirse “espiado”.

¿Por qué es necesario un marco regulatorio?

Creo vitalmente importante, un MARCO REGULATORIO para la videovigilancia, ya que grabar, clasificar y almacenar imágenes de personas en espacios públicos y privados sin su autorización puede llegar a vulnerar los derechos y garantías fundamentales recogidos en la Declaración de los Derechos Humanos. Por lo que se hace necesario un régimen legal de regulación y control de quienes tienen la facultad de vigilar, así como un régimen especial de garantías que haga eficaz una ley al respecto y aquí es el punto por el cual considero que el monitoreo, SI  o SI, debe estar llevado adelante por Personal Policial, ya que los mismos, están bajo un régimen y, ante una infracción, pueden ser sancionados acorde la ley Disciplinaria, lo cual, en un Personal Civil, es mas dificultoso y hasta a veces, menos dolorosa la sanción, en cambio, los que están bajo un régimen disciplinario, saben de lo que hablo (Arresto, Suspensión, Disponibilidad, Cesantía, Exoneración)

El sistema de vigilancia por cámaras, es algo que beneficia a todos: a la gente, a muchos y a las autoridades policiales, también porque es la manera de permitir que un puesto de observación operado por personal especializado reemplace a una gran cantidad de policías en las calles, y pueda dar aviso inmediatamente a los móviles que puedan asistir en la emergencia., y nuevamente, estoy dando mi postura sobre quien debe supervisar el monitoreo. Sin dudas que es una inversión de ámbos lados. Si el municipio invierte en el sistema, Policía suma el factor humano (experiencia en situaciones delictivas en proceso, operatividad, conocimiento del ambiente delictivo y sus actores, etc….)

Pienso que es una muy buena inversión económica por la demanda de seguridad por parte de la población.

Sin dudas que este sistema de vigilancia, de monitoreo, acarrea problemas en la gente como el sentirse vigilado, observado, “ESPIADO” y por creer que se avasallan sus derechos individuales a la privacidad, pero nada mas lejano si esta actividad se hace responsablemente y teniendo siempre el fin, la misión, bien firme que es…..CONTROLAR VISUALMENTE EL ÓRDEN Y ASÍ PREVENIR, ABORTAR todo tipo de irregularidad.

Este sistema, es muy útil y también puede ser utilizado, como por ejemplo, para el ordenamiento del transito, manejo de emergencias, etc.

En la Argentina, no tenemos una Ley Nacional sobre la VIDEOVIGILANCIA, pero si la tienen una la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, una de Córdoba, una de Mendoza, como así también varios municipios del interior del país. Córdoba fue la primera provincia en aprobar una ley (ley 9380, Bol. Provincial del 19 de abril de 2007) que regula el uso de videocámaras en lugares públicos.

Se debe tener en claro lo que se quieres monitorear, supervisar, observar, como podría ser: Edificios públicos, instalaciones críticas, sitios de concentración de personas (estadios, estaciones ferroviarias, etc.) para constatar infracciones y prevenir delitos.

Por último debo destacar que muchos municipios del País, han adoptado con éxito, este sistema de Monitorio Público Urbano, es mas, algunos como el Municipio de Tigre (Pcia. De Bs.As.) obliga a lugares privados como supermercados, cines, country, barrios residenciales, la instalación de sistemas de seguridad a través de cámaras  y así, lograr descomprimir la actividad policial y de la Policía Municipal de Tigre (similar a Guardia Urbana)

César Augusto Mondragón, Oficial Principal (R) del Servicio Penitenciario de Entre Ríos

× HOLA!