Rectángulo Image

15 de Mayo, Día Internacional de la Familia

Hoy, 15 de mayo, se celebra el Día Internacional de las Familias, creado por las Naciones Unidas para generar conciencia sobre el papel fundamental de éstas como unidad basal en el desarrollo humano. A partir de éstas se transmitieron los principios y valores que motivaron a los hacedores del mundo a lo largo de los tiempos. En este día reflexiono, y la realidad de la familia moderna me obliga a dudar sobre la continuidad de ese desarrollo.

La historia de la humanidad ha sido escrita por la raza humana con tantas tintas como culturas, pero todas han tenido una institución en común, la familia, en la cual depositaron la responsabilidad del desarrollo y trascendencia de la especie. Desde tiempos inmemoriales, a lo largo y a lo ancho del mundo, las familias han tenido a su cargo la evolución humana, generando progreso y transmitiendo valores a través de sus hacedores.

Así sea en la cultura china, como en la mahorí, o en la inglesa, o en la mapuche, o en la watussi, o en la criolla, la familia ha sido siempre el bastión moral a partir del cual se proyectó hacia el futuro la esencia de cada comunidad.

Se trata de un concepto compartido de unidad e identidad consolidado en el amor y, más que nada, en el respeto, que ha estado presente a lo largo de toda la construcción del mundo moderno que hoy disfrutamos. El desarrollo humano, a lo largo de los siglos, ha sido liderado por hacedores anónimos o públicos, todos soportados y motivados por su marco familiar, cuando no defendidos y cobijados. 

Gandhi, la Delfina, Churchill, Frida, el Cid, la Reina de Inglaterra, Marco Antonio, Marie Curie, Washington, Florence Nightingale, el emperador Hiroito, Jaqueline Kennedy, Marco Polo y Juana de Arco fueron quienes fueron a partir de una familia que los formó en principios y valores según su identidad. Al igual que Grahan Bell, Bill Gates, y Mark Zuckerberg. Al igual que aquellos que inventaron la birome, el jabón o el tocadiscos.

Detrás de cada cosa de este mundo moderno hay uno o varios hacedores, y éstos surgieron de una familia que los dotó de los principios y valores que les permitieron hacer lo que hicieron. De este modo, fueron las familias del mundo, a lo largo de la historia, los verdaderos protagonistas, y no los individuos, razón por la cual la familia siempre ha estado a la cabeza de las prioridades de los pueblos.

Ahora bien, a pesar de todos estos innegables antecedentes, en las últimas décadas el concepto de familia se ha ido degradando a extremos no solo preocupantes, sino ya casi irreversibles, perdiendo su capacidad transmisora de principios y valores, y la generación de hacedores.

Hoy la familia se ha descompuesto perdiendo unidad e identidad, olvidándose de principios y valores, perdiendo el amor y el respeto, y los hacedores pasaron a ser una especie en preocupante extinción. De este modo, el futuro fue reemplazado por el presente y el pasado… el pasado, pisado.

Norman Robson para Gualeguay21

× HOLA!