Rectángulo Image

Advierten sobre la situación de la apicultura

El productor mielero Víctor Lovatto se refirió a la constante eliminación de los polinizadores, y lo que esto genera en la las principales producciones como, por ejemplo, la citricultura.

“Esta situación no se da sólo acá, sino en todo el país, donde se produce agricultura, acá en nuestra zona los productores convivimos, y por eso tenemos que interpretarlo de una manera que todos dependemos de todos”, dijo.

El apicultor remarcó que “es un tema que no sólo nos afecta a nosotros como productores, sino también como humanos, tenemos que tratarlo seriamente con quienes saben del tema, con los ingenieros, donde escuchamos que salen productos que no afectan a los polinizadores, por eso creemos que es importante que los productores conozcan y comiencen a utilizarlos, porque, si no, nos afectará a todos”.

El producto que más daño hizo fue la siembra directa y la aplicación de los herbicidas, desde que “esto comenzó hace unos 20 años, según nuestros datos estadísticos, desde ese momento la producción bajó y ya no se pudo encontrarle un equilibrio a la producción. Argentina producía más de mil toneladas de miel, hoy estamos en la mitad de producción, entonces evidentemente hay una consecuencia por este problema”.

De sus comienzos en la actividad, recordó que “comencé por el año 1985 más o menos, y recuerdo que donde bajábamos alguna colmena, había mil, y muy buena producción, pero ahora vemos que en esos lugares donde antes había excelente producción, ahora ya no hay”.

En este sentido dijo que “el 99 por ciento de los productores de esta zona hacen trashumancia, siempre dije que el productor de esta zona es muy bueno, se preocupa por las colmenas, las defiende, porque es parte de su economía durante el año, por eso se la lucha cada vez más”.

De lo que ocurre en otras partes del país señaló que quizás “el productor de nuestra zona no se da cuenta la importancia que tiene la abeja en la producción, en Río Negro por ejemplo, donde se produce mucha manzana, ciruela y otras cosas, toman más de 100 mil colmenas por año, para poder polinizar, si no tiene la abeja dentro de su producción en una época del año, no produce peras, manzanas ni ciruelas, entonces más de cien mil colmenas ingresan a la zona para esta actividad”.

Al ser consultado por los análisis de miel aclaró que “la abeja no va a una fruta que esté curada porque muere antes de llegar la miel al cajón, pero en cuestión de contaminación, mínimamente está contaminado cuando hay agroquímicos, pero sin llegar a niveles que afecte al ser humano, por eso se hacen los controles para garantizar que esto no se incremente”.

Por otra parte, sobre el nivel de consumo de miel de los argentinos aclaró que es algo que no se promociona, “la última vez que se promocionó el consumo de miel en el país fue en la década del 74”. En este sentido explicó que “en ese momento quedaban 30 mil toneladas de miel, con la promoción apropiada en el país, y hoy sería lo mejor que le podría pasar, porque sino nos vamos a quedar con 30 mil toneladas, cuando comencemos la nueva cosecha, económicamente no está siendo rentable la miel, el valor es menor del 50 por ciento de hace 13 o 14 meses atrás”.

También Lovatto dijo que hay muchos apicultores, “que vivimos exclusivamente de esto, queremos y hacemos todo para mejorar, la apicultura de nuestro departamento es una de las mejores de la provincia, porque también en su momento llevan las cajas a otras provincias”.

De la mortandad de las abejas por la aplicación de agroquímicos explicó que, “algunas morían y otras se perdían, hasta terminar también muriendo, eso ya no pasa tanto, aunque en algunos lugares siguen utilizando este producto, para los girasoles, y por suerte se está tomando más conciencia, aparecen algunos focos, donde la abeja va al girasol y tiene más producto del debido, entonces afecta el sistema nervioso central de la abeja y pierde el rumbo”.

Según el sitio Chajarí al Día, en cuanto al rol de los organismos de control, aseguró que “el INTA hizo trabajos muy buenos, pero si de la provincia no hay un presupuesto para que técnicos o ingenieros verifiquen qué se está aplicando, las cosas no van a mejorar, porque hay que verificar si las herramientas funcionan bien y si los productos se están poniendo como corresponde, porque si los productos se aplican como se debe, todos vamos a andar bien”.

APF Digital

× HOLA!