Rectángulo Image

Algunas cositas

Ante el visible enojo y encono de algunas figuras del Poder Ejecutivo local para con nuestra tarea creo necesario dejar en claro algunas cositas ante quienes nos siguen y confían en la calidad de nuestra información.

Como primera medida, debo reiterar que el compromiso de Gualeguay21 es, exclusivamente, con nuestra sociedad en general y con nuestros seguidores en particular, y no con ningún gobierno, por más simpático, beneficioso, o conveniente, que éste pueda ser para con la ciudad.

Aunque, si bien es cierto que, a lo largo de todo un año, Gualeguay21 mantuvo un nivel de inusual tolerancia frente a los desaciertos del nuevo gobierno, esto solo fue en el convencimiento de que había que darle un tiempo ante el complejo desafío de gobernar, especialmente teniendo en cuenta la inexperiencia común entre quienes ocupaban cargos de responsabilidad y el complicado legado coyuntural recibido.

Debo destacar, del mismo modo, que esta tolerancia fue coherente con la licencia otorgada por los mismos vecinos a la espera de que se materializara, aunque sea, parte de todo el cambio prometido.

Ahora bien, ya pasó un año, y no es mucho lo logrado por este gobierno local, aunque siempre sí son abundantes las excusas con culpas que siempre son de otros y que se reparten con arrogante soberbia para justificar todo lo que no se hace, negar neciamente la realidad, y caer siempre en el verborrágico pero ya tan desgastado discurso de siempre.

Pero lo peor de todo esto es que, en ese afán de desentenderse de sus responsabilidades, ahora caen en la patética condena a los medios que exponemos esa realidad de desaciertos y desprolijidades que ya son demasiado comunes y frecuentes, tildándonos de “irresponsables”, excluyéndonos arbitrariamente de la pauta oficial, o afectando directamente nuestro desempeño.

Ante esta situación, es preciso que reiteremos que en Gualeguay21 ya tenemos experiencia en esto, y que, a pesar de ello, nunca claudicamos en nuestra obligación de investigar, de informarnos y de saber, para que, de ese modo, poder cumplir con nuestra obligación de hacer saber a nuestros seguidores todo lo que ocurre y debe importarles, poniendo especial atención en todo aquello que está mal para que sea corregido.

No nos rendimos antes, no nos rendiremos ahora.

Por otro lado, la función de quienes asumieron por un jugoso sueldo la responsabilidad de trabajar para la ciudad desde un cargo político deben entender que están allí para cumplir con una tarea y un objetivo, a la vez que tienen la responsabilidad de atender todas las manifestaciones de la comunidad, les sea o no simpática.

Por lo tanto, sería oportuno y muy saludable que la gestión actual abandone su altanera intransigencia y opte por la grandeza de atender la realidad haciéndose cargo de la misma, pues, por parte de Gualeguay21, no cejaremos en nuestra misión de exponer a la luz pública todo aquello que encontremos desprolijo, desacertado o simplemente corrompido, sino que redoblaremos nuestro compromiso con nuestra comunidad.

O sea, sería muy bienvenido que este gobierno concentre, de una vez por todas, sus energías en reconocer la realidad, en diseñar sus objetivos, y en ponerse a trabajar en esos sentidos, y quienes no estén a la altura de este desafío dejen el espacio a quienes sí puedan estar.

Norman Robson para Gualeguay21

× HOLA!