Rectángulo Image

Denuncian por violencia a la Policía local

En los primeros días de esta semana corta, por lo menos tres denuncias se realizaron en la Justicia contra la Policía local por apremios ilegales, excesos de violencia y abuso de autoridad, a la vez que el video de una brutal detención se viralizó en las redes.

Con esta realidad, Gualeguay no queda exceptuada del debate sobre sobre el abuso de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad que se viene instalando tanto en la provincia como en el país.
El video
El fin de semana pasado, un vecino de Gualeguay publicó en la red social Facebook una captura en video del momento en que tres efectivos policiales locales descienden por la fuerza a un conductor que se negaba a que le secuestren su moto en el marco de un operativo.
Según se puede apreciar en el video, los tres policías toman al motociclista de brazos y pies, lo tiran al piso y lo reducen hasta esposarlo y llevarlo detenido a Jefatura, donde estuvo alojado 24 horas.
En la publicación, la captura fue reproducida, hasta ahora, más de 36 mil veces, mientras que diferentes medios provinciales y nacionales reprodujeron el video en sus publicaciones, instalando así el debate sobre el uso de la fuerza por parte de la Policía.
Ver video: https://www.facebook.com/jonathan.chaparro.902/videos/10156336426814644/
Violencia en allanamiento
En la madrugada del pasado viernes, cuando aún era de noche y en el marco de un nuevo megaoperativo, la Policía local irrumpió por segunda vez en la semana en la vivienda de una cocinera del barrio Plan Evita, operativo durante el cual, según denunció la mujer ante las cámaras de Canal 2, ella y los suyos fueron otra vez víctimas de violencia.
De acuerdo al testimonio de la mujer, quien reconoció casi llorando tener que vivir en ese “maldito barrio” porque no le alcanzó para comprar en otro lado, los efectivos no solo violentaron y rompieron las aberturas de su casa, sino que sometieron y amedrentaron a su marido, a su hija, a sus hijos de 15 y 16 años, y a su nietito de 2, quien quedó traumado por los hechos vividos.
Cabe destacar que, según la propia Policía, las características intempestivas de los allanamientos se fundaron en la existencia de armas, pero al cabo del operativo solo se secuestraron celulares y otros elementos “útiles a la causa”.
Turistas expulsados del corso
El pasado sábado de carnaval por la noche, en el Corsódromo local, 7 turistas de Laferrere, Provincia de Buenos Aires, fueron expulsados con violencia del predio donde se desarrollaban los corsos.
Según obra en la denuncia realizada ante la Fiscalía, pues en la Policía se negaron a tomarla, los turistas, seis mayores y un menor de 12 años, adquirieron sus entradas advertidos de que, al no haber más localidades, deberían ver el espectáculo de pie, razón por la cual se apostaron en uno de los espacios de acceso.
Al iniciarse el desfile, según relataron, una mujer de la organización les ordenó retirarse del lugar, desoyendo cualquier explicación que los visitantes pretendían darle, e insistiendo en que se retiraran hacia atrás y, al insistir en su pretensión de ser escuchados, una seña de la organizadora bastó para que unos 5 efectivos policiales los retiraran de los pelos y a empujones.
En la misma denuncia se señala que una funcionaria policial, incluso, les profirió amenazas, que el menor de edad también resultó golpeado, y que el propio Intendente Bogdan les dijo que él nada tenía que ver.
Periodista corrido a empujones
Del mismo modo, también se supo que el responsable de Gualeguay21 formalizó en la fiscalía local una denuncia por abuso de autoridad contra un funcionario que, el pasado lunes por la tarde, en ocasión del grave accidente ocurrido camino a Puerto Ruiz, cuando intentaba interiorizarse sobre lo ocurrido, fue expulsado a empujones por un efectivo de la fuerza que se encontraba en el lugar.
El director de ese medio, Norman Robson, según se consigna en la misma denuncia, relata que ese funcionario lo interceptó apenas detectó su presencia y en conocimiento sobre quien se trataba, quien le dijo, “de mala manera, prepotente y de mal modo”, que el “Jefe” había ordenado que no pasara.
Al explicar el periodista que solo pretendía cumplir con su labor, informándose sobre lo ocurrido, el funcionario, sin identidad a la vista y muñido de guantes de látex, solo persistió en la actitud patoteril de insistir en que se retirara.
Frente a esto, y tal cual obra en la denuncia, Robson aclaró que no respondió más y se retiró un par de pasos para comunicarse telefónicamente con alguien que lo librara del proceder violento del efectivo y así poder cumplir con su tarea, pero el sujeto, ya más hostil, comenzó a empujarlo a la vez que decía saber que era un “atrevido” y un “insolente”.
Del mismo modo, Robson aseguró que, frente a un hecho trágico de esas características, y ante un indolente funcionario que solo pretendía reprimir a la prensa, optó por no insistir y retirarse del lugar, ya que percibió que el efectivo estaba más interesado en llevar el hecho al escándalo que en continuar cumpliendo con su deber.
Finalmente, en la denuncia el periodista consignó que estaban presentes en el lugar personal de Bomberos, de Bernigaud, y una particular parada al lado de su auto, quienes fueron testigos del hecho.
Represalia oficial
Como si todo esto fuera poco, luego de radicar la denuncia, al acudir a Jefatura, tal cual lo hacen todos los medios luego del fin de semana, y donde aprovecharía a tratar lo ocurrido con el Jefe Departamental, quien ya estaba al tanto del desafortunado hecho, para sorpresa de Robson, el Comisario Marcos  Schmuck se negó a recibirlo en toda la mañana, privando al medio de un resumen sobre los diferentes hechos ocurridos.
De este modo, a Gualeguay21 no solo se le impidió por la fuerza ejercer su labor periodística, sino que, también, y en represalia a su legítimo abordaje de los excesos de la fuerza, se lo privó arbitrariamente de informarse sobre los hecho de inseguridad del pasado fin de semana.
Por último, Robson lamentó lo ocurrido pero destacó: “de no actuar en consecuencia, y denunciar el abuso de este efectivo, mañana cualquier oficial de la fuerza que está descontento con mi labor denunciando abusos o apremios, de los cuales hay varios que regresaron impunes a la departamental, puede interceptarme en cualquier lado y reprimirme brutalmente con total impunidad”.
Investigación
Ahora bien, más allá del debate establecido en una sociedad donde prima el estado de derecho, y donde los límites en el uso de la violencia está debidamente establecido, las investigación de las tres causas prosperaría en el Ministerio Público Fiscal de forma de establecer las responsabilidades de los funcionarios actuantes.
En este sentido, los denunciantes habrían citado testigos cuyos declaraciones comenzarían a recibirse a partir de mañana.
Gualeguay21

× HOLA!