Rectángulo Image

Las ventas minoristas cayeron 6,5% en todo 2014


Es el tercer año consecutivo que las ventas minoristas se retraen. En diciembre las ventas repuntaron 2% pero no alcanzó para revertir la tendencia negativa de 2014.

Las ventas minoristas cayeron 6,5% en 2014, marcadas por un año donde el poder adquisitivo de las familias se redujo y se desaceleraron visiblemente los gastos de consumo.
Así surge del Indicador de Evolución de Ventas Minoristas que elabora CAME en base a datos sobre cantidades vendidas brindados mensualmente por más de 900 comercios del país.
Los comercios comenzaron 2014 con su actividad en baja. Por precaución primero y por pérdida de ingresos después, desde principio de año, la demanda familiar se movió con cautela, con más consultas que operaciones, y esa tendencia se mantuvo a lo largo del año.
El patrón de comportamiento que prevaleció, sobre todo en los sectores de ingresos bajos, medios, e incluso en el segmento medios-altos, fue controlar el presupuesto, establecer prioridades de consumo, aprovechar las oportunidades de financiamiento, y esperar las ofertas del mercado. Alrededor de ese esquema giró el movimiento comercial de casi todo 2014.
Algunos de los rubros más afectados por la retracción del consumo fueron: ‘Electrodomésticos y Artículos Electrónicos’ con una caída anual de 8,4% en sus cantidades vendidas, ‘Juguetería’ con una baja anual de 6,9%, ‘Neumáticos’ (-9,7%), ‘Ferretería’ (-7,7%), e ‘Indumentaria’ (-6,4%).
Tampoco las fechas especiales tuvieron la fuerza de otros años para estimular las compras, e incluso en festejos donde el regalo tiene un rol importante como son el Día de la Madre, del Padre o del Niño, las ventas finalizaron en baja. 
A partir de septiembre el consumo se vio algo reanimado con el programa Ahora 12, que fue una buena posibilidad para que las PYMES captaran el público que se orientaba a comprar en cuotas en los grandes comercios. Más de 100 mil comercios pequeños del país ofrecieron esa opción de pago. Así, el efecto de ese programa, sumado a los acuerdos CAME-ATACYC lanzadas en el interior para financiar compras en 6 cuotas, permitieron que desde noviembre, con una economía más tranquila y sin sobresaltos, se observara algo más de movimiento en el consumo.
El año concluyó con un diciembre activo, donde las ventas minoristas subieron 2% anual luego de 11 meses consecutivos en baja. Pero si bien ese repunte permitió dotar de liquidez a muchos comercios que venían financieramente debilitados, no alcanzó a revertir la tendencia del año.
CAME

× HOLA!