23 julio, 2024 8:40 pm
Rectángulo Image

Curiosa situación expone a la Gendarmería

Si bien días pasados fue noticia en medios locales y provinciales la realización de allanamientos en locales nocturnos de Gualeguay en los cuales se habían rescatado siete prostitutas entre las cuales había tres menores, desde la Departamental de Policía local aseguran que nada de eso sería cierto.

De acuerdo a la información difundida por Télam y reproducida por diferentes medios de la provincia, medio centenar de integrantes del Escuadrón 56 de Gendarmería Gualeguaychú y un equipo especializado de la Oficina de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, a bordo de ocho patrulleros, vehículos de apoyo y un minibús, realizaron sendos allanamientos en Gualeguay.

 

 

 

Estos operativos, según lo consignado, fueron realizados el último fin de semana de octubre y habrían arrojado por resultado el rescate de siete mujeres sospechadas de ser víctimas de la trata de personas, las cuales habrían sido trasladadas a Paraná a resguardo de la justicia nacional y de las autoridades provinciales.

A partir de la difusión de esta versión de los hechos, durante la semana pasada tomaron estado público diferentes versiones sobre los hechos, involucrando a menores, pero llamó la atención que la policía local desestime el caso, que el local continuaba abierto y operando, y que el regente seguía libre como si nada hubiese ocurrido.

Una mayor investigación de los hechos permitió dilucidar que los cinematográficos operativos en cuestión, realizados unilateralmente por la Justicia Federal sin el más mínimo chequeo local, habrían caído en los locales menos de cinco minutos después de la rutinaria inspección policial que certificaba que todo estaba en regla.

Tal es así que, según aseguran desde la Jefatura local, la mayoría de las mujeres detenidas en esos operativos y trasladadas a Paraná, sino todas, ya estarían de vuelta en la ciudad trabajando normalmente en los mismos locales de los cuales habían sido “rescatadas”.

Con esta curiosa situación, donde se desplegó todo el aparato de seguridad sin el debido respaldo de inteligencia local, quedó desnudo el divorcio existente entre las fuerzas de seguridad locales, provinciales y nacionales en beneficio de la mafia de la trata de blancas.

Gualeguay21

× HOLA!