Rectángulo Image

Desbaratan operación de robo y reducción


La Policía de Entre Ríos a través de la Jefatura Departamental Gualeguay informó que desde hace ya un tiempo a la fecha el personal de la División Investigaciones viene realizando las tareas que le competen respecto a un par de hechos delictivos que se han suscitado al norte de la ciudad.

De los mismos se sospechaba que eran cometidos por los mismos malandrines de la zona, aquellos que son protagonistas de nuestras crónicas policiales muy a menudo y que han perdido los viejos códigos de no meterse con sus vecinos, ya que pareciera ser que no conocen a nadie, ni siquiera a quien les extiende la mano para ayudarlos, pero siempre con la valiosa colaboración de los nefastos reducidores que les facilitan y sobre todo agilizan su accionar delictivo.
Así se llega a realizar en primera instancia una exhaustiva vigilancia en la periferia e interior del Barrio Pancho Ramírez, donde se tenían datos precisos de quien sería uno de los sospechosos autores de los hechos contra la propiedad, donde además podrían encontrarse varios elementos del reciente botín que habría forjado ilegalmente este malviviente.
El aguantadero enclaustrado en dicho barrio era ni más ni menos que la vivienda de un popular vecino, donde a media  mañana se apersona un comerciante, a quien también se le estaba vigilando su negocio por tratarse de ser el reducidor de los bienes que con tanto sacrificio económico les cuesta adquirir a las potenciales víctimas de los robos.
Este inescrupuloso comerciante, luego de unos minutos dentro de la casa, testigo mudo de las fechorías, comienza a cargar diversos elementos (herramientas) en su vehículo Fiat Spazio, lo que hacía presagiar que la hipótesis policial tomaba el cariz que la justicia necesita para recolectar elementos de pruebas para ponerlos donde siempre deberían estar, tras las rejas.
Los invisibles sabuesos, ocultos como podían a pesar de la luz diurna, hacen el seguimiento del mismo de manera sigilosa, así llegan hasta una despensa de calle Vilar, interceptando al conocido conductor justo cuando se bajaba del vehículo, ahí a simple vista se observó que en el asiento trasero portaba dos cajas de herramientas de mano, las cuales serían en principio una lijadora, y una sierra circular de mano, de similares características a unas denunciadas el 04-01-14.
De inmediato se le comunicó el hecho al fiscal Dr. Pablo Guercovich, quien ordenó la detención de este negociante encubierto muchas veces detrás del mostrador de su comercio, así como el secuestro del rodado involucrado y su respectiva requisa vehicular.
Este proceder era la punta de un largo ovillo, ya que la ardua investigación debía continuar -ya con el reducidor tras las rejas- en virtud de completar la pesquisa hacia el otro involucrado quien podría tener en su guarida las restantes herramientas denunciadas por el damnificado como otros trofeos de incursiones delictivas anteriores.
Ello amerito que se solicitaran los dos allanamientos respectivos, diligencias otorgadas por el Juzgado de Garantías a cargo de la Dra. Alejandra Gómez, por lo que con una fuerte presencia de uniformados, se realizó el operativo conjunto con personal de Comisaría Primera, Comando Radioeléctrico y Guardia Especial de Infantería, teniéndose en cuenta al conflictivo Barrio Ramírez.
Así se llegó a la primer vivienda, donde se hallaron objetos relacionados a dos robos, pruebas incriminatorias que sirvieron para la detención del presunto delincuente, quien al haber sido descubierto intentó agredir a los hombres de azul que solo cumplían con su trabajo, por lo que además se le inició una causa  por Resistencia a la Autoridad y por entorpecer el procedimiento ordenado por la Justicia.
Por otro lado, como era de prever, en el otro allanamiento se secuestraron gran cantidad de herramientas de mano (juegos de llaves -Amoladoras- y gran cantidad de destornilladores y pinzas) todos elementos que guardan relación con la denuncia referida.
Es de destacar que horas más tarde, mientras realizaban un exhaustivo rastrillaje en los sitios baldíos detrás del Barrio Pancho Ramírez, efectivos policiales ubicaron otro de los aguantaderos de estos dos personajes detenidos, ya que ocultaban dentro de un monte de malezas -estratégicamente cubiertos con una manta vieja- otra gran cantidad de objetos, como notebook, moto sierra, corta cerco, etc., elementos que también guardan relación con denuncias realizadas, por lo que fueron secuestrados conforme lo ordenado por el Ministerio Publico Fiscal.
Jefatura Departamental Gualeguay

× HOLA!