Rectángulo Image

Detienen a preso por desorden


Desde la Jefatura Departamental Gualeguay informaron que en horas de la noche del pasado lunes personal policial se encontraba de recorrida y advierte sobre una persona sospechosa vestida de negro que merodeaba calle Pellegrini, detrás del paredón de la Unidad Penal Penitenciaria N° 7, haciendo presumir que sus movimientos agazapados podrían tratarse de la fuga de un interno.

Los llamados se fueron sucediendo por la lógica preocupación de los vecinos de la zona, que observaron atónitos como miraba insistentemente hacia el interior del predio, sin tener una aparente justificación, por lo menos para las sanas y buenas costumbres de un buen ciudadano.
La celeridad con que actuó la Sección Motorizada al escuchar la irradiación, dada a la fluidez vehicular y agilidad del rodado, el Cabo 1° Luciano González, en su patrulla J.P. 585, llega para reducido a un masculino con las mismas características brindadas, a la altura de Avenida Presidente Perón entre calles Pellegrini y 9 de Julio, luego de una breve pero intensa persecución, ya que este desconocido al ver la presencia policial intenta escaparse, pero con la ayuda del Agente Jorge Valdez, de facción en la garita de cinco esquinas, que se había unido a la búsqueda, logran alcanzarlo, siendo aprehendido, luego de un intenso forcejeo ya que este reo en todo momento se opuso a colaborar con el proceder identificatorio policial, además de mostrar una falta de respeto total a la envestidura institucional, más allá de una inusitada agresividad, actitud que no hacía más que convocar la presencia de los ocasionales transeúntes que se veían alertados por los improperios de este personaje.
Una vez trasladado a esta jefatura, se procede a su real identificación, ya que siempre fue reticente a expresar quién era, por lo que enseguida se pudo develar no solo de quién se trataba Carlos (27), sino de los motivos de su repelente actitud hacia el uniforme azul, en razón que dicho personaje esta cumpliendo una condena en dicha Unidad Carcelaria por el grave delito de Homicidio en la persona de Nicolás Carboni, hecho ocurrido durante el año 2004.
No hacen falta muchos calificativos para poder describir la peligrosidad que representa  un ser humano con semejante antecedente, que a pesar de su condena en ese momento gozaba de los beneficios de una salida socio familiar por el tiempo de veinticuatro horas, estipulada desde las 20 horas, lo que hace poco clara su presencia dos horas después en las inmediaciones de su “transitorio hogar”, en vez no solo de cumplir con el permiso otorgado, sino de estar disfrutando de su seno familiar, el que en definitiva lo va a contener socialmente para reinsertarse en nuestra sana comunidad, luego del aberrante crimen por el cual está purgando pena privativa de libertad, pero quedo más que claro que más allá de su conducta antisocial ante la autoridad del orden, demostró estar lejos de cumplir con los fines de la salida, en primera instancia por hallarse afuera del radio urbano de su lugar de habita al momento de lograr su preciada libertad, pero lo más grave sería cuales eran sus fines, que seguramente no sería su apego sentimental a vivir dentro del penal.-
Jefatura Departamental Gualeguay

× HOLA!