Rectángulo Image

El sistema eléctrico y las altas temperaturas


Como es de público conocimiento, los días de intenso calor que se vienen reflejando durante las últimas semanas ha incrementado significativamente el consumo de energía eléctrica en distintas partes de nuestro país, y nuestra provincia no fue la excepción.

El calor sostenido y el considerable aumento de la temperatura, especialmente en horas de la siesta, hace que las instalaciones de distribución eléctrica no alcancen a refrigerarse debidamente y, por lo tanto, acumulan calor y se saturan.
El factor clima
Según los expertos en meteorología, una masa de aire muy cálido proveniente del Amazonas y del Paraguay ha ingresado y se ha estancado en las zonas del centro y norte de nuestro país.  Asimismo, el cielo despejado, la baja presión y los vientos muy leves que soplan del sector norte no permiten que ese frente se mueva ni posibilitan el ingreso de una masa de aire frío que traiga alivio a la situación actual, al menos no a la brevedad.
Nuevos récords de demanda
Como consecuencia de esta situación, en Entre Ríos se ha producido un nuevo récord histórico de demanda que ha superado los 684 MW registrados en el mes de febrero de 2012.  Dicho récord ocurrió el pasado lunes 23 de diciembre a las 15:00 hs. y fue de 727 MW (un incremento de un 6% aproximadamente).  Hoy jueves 26 ya estamos en condiciones de aseverar que se ha registrado un nuevo récord en horas de la siesta, alcanzando los 750 MW.  Esto equivale, a modo de ejemplo, a incorporar a nuestro sistema de distribución eléctrica el equivalente al consumo de una ciudad como Gualeguaychú.
De esto se infiere que, en vista de las altas temperaturas actuales y de los picos que se esperan para los próximos días, es altamente probable que tengamos nuevos récords de demanda en los próximos días si la situación meteorológica no se revierte y no se hace un uso racional de los artefactos eléctricos.
Situación actual del sistema eléctrico
En el día de ayer, y a pesar del calor sofocante, el sistema de distribución de energía eléctrica se ha comportado satisfactoriamente en gran parte de nuestra Provincia, y se han registrado episodios puntuales que se han podido resolver rápidamente.  No obstante ello, los principales inconvenientes tuvieron lugar en la ciudad de Paraná, y se debieron a cables subterráneos quemados en horas de la siesta, principalmente en la zona de Ramírez y Don Bosco, hacia el este.
Cuando las fallas son subterráneas, el tiempo de reposición es mayor porque no se puede acceder a dicha avería en forma inmediata.  Cuando se trata de fallas en líneas aéreas, se las puede identificar visualmente y, por lo tanto, la capacidad de respuesta es mucho más rápida.
Ante la falla de un cable subterráneo, se refuerza el número de operarios abocados a reparar este tipo de desperfectos y se brinda todo el equipamiento y los recursos necesarios para normalizar la situación en el menor tiempo posible.
ENERSA

× HOLA!