Rectángulo Image

Informe Climático del 21 de noviembre


La semana que estamos analizando y que alcanza hasta las 9 hs de ayer, se caracterizó por el desarrollo de dos eventos pluviales; quedando el último (observado entre lunes y martes) concentrado en los departamentos del norte provincial. El centro sur de la provincia fue afectado con mayor eficiencia por las lluvias que se concretaron entre jueves y viernes de la semana pasada, con algunas lloviznas en el comienzo de ésta.

En el mapa que muestra la distribución de lluvias se aprecia un máximo sobre el noreste provincial, sector que recibió precipitaciones en los dos eventos. El primero fue un pasaje frontal rápido, que como decíamos dejó lluvias en general menores a los 15 mm, definiéndose corredores más generosos en el departamento Paraná y zonas del sudeste de La Paz. Las condiciones del tiempo mejoraron rápido durante el fin de semana, generándose un crecimiento significativo de la temperatura y la humedad. Hacia el lunes la actividad ya era muy importante en el centro de la Mesopotamia y el NEA, situación que fue decantando hacia el norte entrerriano, dejando lluvias de destacadas principalmente en zonas del noreste, llegando con insignificantes lloviznas hacia el centro o el sur de la provincia.
La primera quincena ha sido sin dudas muy benéfica para la provincia de Entre Ríos. Dentro de un contexto de generalizada recuperación en la franja central de la región pampeana,  sobre territorio entrerriano se han dado zonas con sobreabundancia pluvial muy oportuna, fundamentalmente en el sector de los embalses arroceros. El resto de las zonas agrícolas han logrado incorporar al perfil el agua necesaria para cambiar en forma muy auspiciosa el arranque de la campaña gruesa, aun cuando por sectores las lluvias solo alcanzaron el régimen normal.
Estado de las reservas al 20 de noviembre del 2013
Las lluvias observadas durante la última semana han permitido mantener el perfil en niveles de reserva adecuados, posiblemente con algunas interrupciones temporarias en las labores de siembra. No llama la atención que la humedad se mantenga excesiva en el extremo noreste de la provincia, justo donde la oferta pluvial ha tenido mayor continuidad.
Dentro de este marco de reservas adecuadas, debe quedar claro que los lotes recién implantados cuentan con humedad óptima. Es decir, este balance hídrico debe considerarse como un escenario de mínima disponibilidad de agua e incluso en zonas bajas aún pueden darse problemas de piso. Como sea, la situación se ha modificado de forma más eficiente que la que era previsible a finales de octubre. Debemos recordar que en el pasado mes hubo algunos corredores que ya habían experimentado mejoras concretas, las cuales llamaban la atención porque no lograban expandirse territorialmente, afectando también el resto de la franja central.
La seca de comienzos de campaña, seguramente afectó la intención de siembra de maíz. Todo parece indicar que aquellos lotes que se habían destinado a ese cultivo finalmente pasarían a soja, sin embargo este no es un mal año para hacer experiencias con maíces tardíos. Obviamente dentro del actual contexto, donde el agua no es limitante para tomar decisiones de siembra, gana peso la ecuación económica y en este sentido es muy complejo competir con la oleaginosa.
Respecto del pronóstico, las lluvias podrían llegar del lunes para el martes al sudoeste de la provincia, pero no debe sorprender que la transición hacia diciembre sea más seca que el paso que venía mostrando el mes de noviembre.
BCER

× HOLA!