12 julio, 2024 1:43 pm
Rectángulo Image

Informe climático y estado de las reservas

Luego de las excesivas lluvias observadas entre el 5 y el 9 del corriente mes, se produjo una pausa de buen tiempo durante cinco jornadas. Las lluvias regresaron cambiando del lunes para el martes y recién durante la jornada de ayer la nubosidad comenzó a retroceder en forma generalizada.

De acuerdo a los montos acumulados hasta comienzos de esta semana, hubiese sido deseable que el tiempo seco se sostuviera al menos una semana más. Sin embargo y como pudo observarse luego de las grandes precipitaciones, no se presentó un cambio de masa de aire destacado y consecuentemente, la humedad se recicló en la porción de atmósfera que cubre la región pampeana. La misma quedó susceptible al pasaje de cualquier perturbación capaz de generar inestabilidad.

 

 

 

Pues bien,  un sistema de baja presión se formó en el centro de la región pampeana cerrando la jornada del domingo y este se vio muy favorecido por la alta disponibilidad de humedad a la hora de expresarse en sistemas precipitantes. En este caso, las marcas más elevadas quedaron en zonas de CB, aunque ER, tuvo en general registros que promediaron valores de entre 25 y 30 milímetros como piso, lo cual consolida el patrón de lluvias excesivas que viene caracterizando el mes de octubre.

Es difícil encontrar localidades dentro del ámbito provincial que no hayan alcanzado al menos 180 milímetros de precipitación. Considerando que aún restan dos semanas para concluir el mes, todo indica que la provincia se encamina  a resumir un período que, desde el punto de vista pluvial, puede quebrar marcas históricas como ya ha sucedido por ejemplo en Concordia (record desde 1949).

Del mismo modo que la semana anterior y a pesar de que se ha impuesto temporariamente un circulación del sector sudoeste, la misma no promoverá un cambio de masa de aire. No debe sorprender que las precipitaciones reaparezcan en el ámbito provincial hacia la jornada del domingo.

Estado de las reservas al 17 de octubre de 2012 

Las zonas que habían logrado orearse ligeramente luego de las precipitaciones de la semana anterior a la que estamos cerrando en este análisis, nuevamente han caído en los excesos hídricos.

El cálculo del balance hídrico para las 9 hs del miércoles, dejaba solo zonas reducidas donde los suelos pueden considerarse con humedad óptima. Sin embargo estimamos que incluso en estos sectores las tareas de siembra se están viendo complicadas.

Debe tenerse en cuenta que en el cálculo del balance se considera una cobertura homogénea de pastura que consume a lo largo de todo el año. Consecuentemente, para aquellos campos que estaban en barbecho a la espera de las labores de siembra, la situación de excesos hídricos es indudablemente un problema que no se resolverá en el corto plazo.

El trigo transita su floración con excesos hídricos que exigen monitorear permanentemente la posibilidad de que aparezcan enfermedades fúngicas.

Las lluvias excesivas están poniendo en aprietos a los productores, parque al cabo de lo que lleva transcurrido el mes de octubre, se van superponiendo las intenciones de siembra de soja y maíz. Este es otro año, en donde las estrategias convencionales están siendo superadas par el escenario que impone el clima. Las mejores experiencias de manejo se verán reflejadas en rendimiento al final de campaña.

Claramente las ventanas óptimas de siembra se ven condicionadas por la falta de piso y esto genera inconvenientes que van más allá de la decisión de cuando  sembrar. La logística de toda la cadena de actores que se vinculan a las tareas de implantación (insumos semilleros, contratistas, servicios, etc.), se ven perturbadas por este panorama absolutamente ajeno a la condición normal.

Por lo pronto habrá que esperar que las próximas precipitaciones se mantengan en valores modestos.

BCER

× HOLA!