Rectángulo Image

Masacran a septuagenario luego de discusión


La policía de Entre Ríos a través de la Jefatura Departamental Gualeguay, informa que mientras toda la comunidad esperaba el festejo de la llegada de Niño Jesús -21.30 horas- personal de Comisaría Primera Sección Quintas toma intervención en un hecho de sangre ocurrido en la Calle 115 entre 25 y 27, a raíz que una persona de sexo masculino se encontraba sin vida en una precaria vivienda.

Todo tiene su inicio cuando Fabián (43) -vecino frentista del occiso-, se dirige hacia la vivienda Juan Severino González (74), manifestando en primera instancia a la autoridad policial que había ido a buscar unos animales de su propiedad que pastaban casi todos los días en el predio de Juan, para así guardarlos y esperar tranquilo la llegada de la Navidad junto a su familia, pero al no observar la presencia de su habitante, lo llamó, pero a no recibir respuesta, ingresó al inmueble, donde se encontró con un macabro hallazgo, ya que el septuagenario -quien vivía solo-, se hallaba sentado aparentemente sin signos vitales sobre un sillón playero en el sector de la  cocina, con fuertes golpes en su cráneo, totalmente ensangrentado.
Un hecho de estas características ameritó la intervención del Fiscal Dr. Ignacio Telenta, quien desde el propio lugar del hecho, encabezó las primeras diligencias judiciales,  junto  al Jefe de Policía Departamental y personal a sus órdenes, lógicamente abocados a esclarecer como habían sucedido los hechos que le quitaron la vida al aludido anciano.
Si bien el suceso databa de pocas horas de acaecido, conforme a lo dictaminado por el médico de policía y forense, no se pudo determinar testigos presenciales que pudieran llevar un manto de luz a este horrendo crimen, ya que el diagnostico profesional hablaba de hundimiento de cráneo con un elemento duro, que le ocasionó dos profundas fracturas, falleciendo prácticamente al instante, además de tener cortes en el rostro producto de un golpe con un elemento vidrioso. Ello sumado a la minuciosa inspección de la escena del hecho, encabezada por el Perito en Criminalística Licenciado Ariel Benedetti, permitió entregar mayores precisiones a la incipiente investigación, lo que derivó en que el Fiscal le imprimiera una celeridad a una serie de allanamientos, tendientes a recolectar cuanto antes elementos de interés para aclarar el homicidio, que si bien tuvieron resultados, no fueron demasiado satisfactorios, ya que no había pruebas suficientes para incriminar la autoría, solo se traslado a identificación a tres masculinos, precisamente uno de ellos era quién había encontrado muerto al abuelo, en razón que si bien había aportado datos, los mismos con el correr de las horas no tenían el sustento necesario para ser creíbles, por lo menos para los investigadores, ya que se iba acrecentando la sospecha que uno de sus hijos no sería ajeno a tal asesinato, pero mientras la ciudadanía festejaba la Nochebuena, se tenían que recolectar mayores pruebas contundentes, lo que hacían al caso mucho más complicado de lo esperado, en razón que las primeras veinticuatros horas son cruciales para esclarecer un ilícito de estas características.
La tenacidad y sobre todo la profesionalidad de un trabajo abnegado por parte del Fiscal y el Segundo Jefe de la División Investigaciones Oficial Principal Pablo Preizs Casas, que poco les importo dejar momentáneamente de lado estar junto a su seno familiar ante tal evento religioso, por el contrario las horas arduas de trabajo, sirvieron para llevar tranquilidad a la ciudadanía, más allá de una satisfacción institucional, en razón que reuniendo pruebas de carácter testimonial, más de índole documental, fueron acrecentando la hipótesis principal, que no era otra que la persona que lo había hallado al conocido veterano -padre del ahora detenido autor-, ocultada la verdad de su presencia injustificada en el lugar de los hechos, quién junto a su hijo Máximo (20), dieron una distorsión de los hechos para la investigación inicial, ya que ellos mismos ponían un manto de sospecha a otro masculino que visitaba asiduamente la finca del difunto, quién a raíz de ello fue trasladado a Jefatura.
La vieja pero efectiva frase “ la mentira tiene patas cortas”, se  reflejó cuando se levó a cabo una nueva requisa domiciliaria en la casa de estos infieles vecinos del ya extinto longevo, puesto que con mayores certezas, que sospechas, se profundizó la búsqueda de elementos que podían haber sido trasladados ilegalmente desde el inmueble donde se produjo el atentado, como además constatar vestuarios del principal sospechoso, diligencias que resultaron altamente satisfactorias, hasta tal punto que fueron el fundamento natural para solicitar por parte del Dr. Telenta la detención preventiva de Máximo, quién se encuentra alojado e incomunicado en la alcaidía policial.
Si bien se ha podido comprobar su presencia en la escena del crimen, también es de sumo interés el procedimiento que se realizó en horas de la mañana en la casa del mártir, ya que con horas diurnas se logró secuestrar el objeto con el cual el homicida le asestó heridas mortales al fallecido, y que conforme al recontó final de esta extenuante labor de inteligencia, la causal del homicidio sería una discusión del victimario con el anciano, producto de desavenencias de vieja data, que de cruces verbales, pasaron a agresiones físicas con un final fatal.
Jefatura Departamental Gualeguay

× HOLA!