Rectángulo Image

Señales de acercamiento entre la Iglesia y los gremios

En medio del enfrentamiento que mantiene con el Gobierno, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, recibió ayer al presidente de la Comisión de Pastoral Social del Episcopado y obispo de Gualeguay-chú, monseñor Jorge Lozano, quien inició así una ronda de encuentros con organizaciones sociales y empresarias.

“Fue un encuentro cordial y coincidimos en la necesidad de generar más fuentes de trabajo, especialmente para los jóvenes, y promover un canal de diálogo entre todas las instituciones”, resumió Lozano, en diálogo con La Nacion, al mostrarse satisfecho con el encuentro, que se extendió durante una hora en la Federación de Camioneros.

 

 

 

Moyano planteó al obispo la necesidad de insistir en el proyecto de la participación de los trabajadores en las ganancias de las empresas, resistido por el Gobierno. Lozano recordó que la exhortación apostólica Laborem Exercens , escrita por Juan Pablo II en 1981, contempla la posibilidad de distribuir las utilidades, pero aclaró que habría que ver “la oportunidad concreta de su aplicación”.

“No analizamos particularmente ninguna problemática”, aclaró Lozano, que el mes pasado reemplazó a monseñor Jorge Casaretto al frente de Pastoral Social.

Los temas referidos a la pobreza, la inflación y el trabajo en negro sobrevolaron el encuentro, pero no fueron abordados en forma concreta.

“Percibí una buena disposición al diálogo, dijo el obispo, que le entregó al dirigente sindical un libro sobre las conclusiones del último congreso sobre Doctrina Social de la Iglesia, que el Episcopado realizó en mayo de este año en Rosario, y una guía acerca del trabajo pastoral de la Iglesia sobre el mundo del trabajo, preparado por el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam).

El líder sindical también se quedó satisfecho con el encuentro. “Esta reunión con monseñor Lozano es muy importante, ya que nos sirve para intercambiar inquietudes”, dijo Moyano. El camionero, además, reconoció que “la intención es mantener el diálogo entre la Iglesia y el movimiento obrero”.

Lozano decidió concurrir personalmente a las organizaciones sociales y empresarias, como un primer paso para mostrar la voluntad de diálogo y acordar futuras acciones en conjunto. Ayer concurrió a ver a Moyano acompañado por el laico Hernán Escudero, que en el área de Pastoral Social coordina el programa Nuevos Dirigentes. El obispo señaló que el dirigente gremial le agradeció el gesto de la visita.

Otros encuentros

El obispo mantendrá hoy reuniones con el dirigente gastronómico Luis Barrionuevo, secretario general de la CGT Azul y Blanca, y con los sindicalistas Pablo Micheli y Víctor De Gennaro, de la CTA disidente. En esta reunión lo acompañará Carlos Custer, ex embajador ante la Santa Sede.

La semana próxima Lozano visitará al presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio de Mendiguren, y se encontrará también con el dirigente Hugo Yasky, titular de la CTA, cercana al Gobierno. La semana pasada, Lozano tuvo su primer contacto oficial con el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, a quien visitó junto con Casarretto.

Mariano De Vedia para La Nación

× HOLA!