20 julio, 2024 11:22 pm
Rectángulo Image

Traducen al neerlandés el poema El Gualeguay

Considerada una obra clave en la producción poética del gualeyo Juan L. Ortiz (1896-1978), El Gualeguay es un largo poema, el más extenso del autor, en el que se conjuga lo elegíaco, lo histórico, lo autobiográfico y la presencia siempre importante en Ortiz del paisaje y la naturaleza.

En el cauce del río se refleja la historia de la región, partiendo de la vida de sus primitivos habitantes aborígenes y la conflictiva formación de la patria, con sus caudillos, el pasaje por la zona del “héroe de los dos mundos” y la firme presencia, aunque innombrada, de Francisco Ramírez.

 

 

 

Libro que puede considerarse autónomo dentro de la obra de Ortiz (en efecto así se lo ha propuesto editorialmente también en castellano en fecha reciente), El Gualeguay es no sólo la evocación del río entrerriano sino una forma de concebir el fluir y devenir de la poesía.

El larguísimo poema concluye con un: “(continúa)”, como signo inequívoco del movimiento sin fin, como rezan los versos: “Pero él, hecho, con todo, de reserva,/ no podía dejar, además, de diluir hialinamente/ los de los follajes del estío/ confundidos en su sensibilidad, ay, a veces/ con el humor de la pobre vida abierta…/No, no era, él, ‘bravío’, porque era también el tiempo que buscaba,/ a través de todos los contrapuntos, la medida del mar o de la total inclusión,/ como con la eternidad misma/…”.

Ahora, merced al envío que nos realizara Marilita Squeff, conocemos la cuidadosa edición bilingüe castellano- neerlandés de este poema de Ortiz, con la traducción a cargo de Bart Vonck , poeta y crítico nacido en Brugge, Bélgica, en 1957, autor de varios poemarios en neerlandés y también en francés. Entre sus variadas traducciones se encuentran: “Poesía Completa”, de Federico García Lorca; “Canto general” y “Residencia en la tierra”, de Pablo Neruda; antologías de César Vallejo, José Angel Valente, Olga Orozco, Rafael Alberti y Alberto Blanco, entre otros autores.

La versión al neerlandés de El Gualeguay cuenta además con una introducción de Adolfo Barberá, escritor nacido en Córdoba, en 1965, y radicado en Bruselas desde 1989. Entre los años 2002 y 2005 residió en Argentina, viajando a Patagonia en numerosas ocasiones. Es autor de varios poemarios y de dos novelas, La dama de los Manglares (2001) y La esquiva (2007), esta última ambientada en parte en Patagonia.

La obra fue editada en el marco del Programa “Sur” de Apoyo a las Traducciones, del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la República Argentina.

El Litoral

× HOLA!