Rectángulo Image

Advierten sobre la situación de los tamberos


La Mesa de Enlace Agropecuaria Provincial expresó su preocupación por la  asfixiante situación que viven los tamberos de Entre Ríos, ya que “en las actuales circunstancias corren el riesgo de desaparecer”, afirmó a AIM el director por el Tercer Distrito de Federación Agraria Argentina (FAA).

Elvio Guía precisó que “en 2010 había 1000 tambos en la provincia, de ellos quedan sólo 700 y siguen cayendo pequeños productores por las malas políticas para el sector, por lo que hoy son los grandes perdedores del modelo”. Las entidades agropecuarias se declararon el alerta y movilización.
Tras la reunión que mantuvo este viernes en Paraná, la Mesa de Enlace Agropecuaria Provincial, que integran las Federaciones Agraria, Entrerriana de Cooperativas, Asociaciones Rurales y Sociedad Rural, Guía expresó su preocupación por la compleja situación del sector tambero, generado  por el aumento en sus costos de producción “como consecuencia de la reciente devaluación,  a la que  se le adiciona la fenomenal presión tributaria por la última reforma impositiva, que dispuso aumentos en los impuestos inmobiliarios urbanos y rurales, automotores, en actividades productivas y de ocio, a servicios  públicos y al acceso a la justicia. A este marco difícil que debe enfrentar el productor, se suma la falta de financiamiento”.
El federado indicó a esta Agencia que los tamberos sufren “la falta de rentabilidad, primero por la devaluación, ya que el 60 por ciento de los insumos son dólares, mientras siguen cobrando entre 2,20 y 2,40 pesos en boca de tambo. A eso hay que sumar el aumento en los costos del combustible, lo que los pone en una situación desesperante”.
Además denunció que en la provincia “seguimos con el mismo problema que venimos alertando desde hace tiempo: en 2010, en Entre Ríos había 1.000 tambos y en la actualidad, hay 700. Siguen cayendo tambos chicos producto de las malas políticas nacionales”.
Los grandes perdedores
Para Guía, en este esquema discriminatorio hay dos grandes perdedores: “por un lado, los productores, y por otro, los consumidores. El Estado siempre buscó beneficiar a las usinas lácteas y no a los pequeños y medianos productores, pero además, nunca favoreció al sector lechero, al contrario lo perjudicó. La situación es muy compleja y terminará por embrollar aún más a los productores, ya fuertemente castigados por los bajos precios que reciben desde hace años”.
El agropecuario también se quejó de la falta de financiación. “No hay financiación,  y si de casualidad se consiguen, las tasas son demasiado elevadas para la producción tambera. En este esquema, se profundiza la desaparición de los pequeños y medianos productores tamberos  y se genera más concentración”.
Acciones
Guia adelantó que ante este panorama, “se están realizando asambleas en todas las cuencas lecheras del país, no solo de la Mesa Nacional Lechera, sino de todas las entidades, por lo que cuando haya un panorama, se harán acciones concretas. Mientras tanto, los tamberos siguen alerta y movilizados”.
De qué se trata
La producción de leche es compleja, ya que en ella intervienen varios factores. Lo cierto es que nunca, o en muy pocas oportunidades en la historia Argentina, se le ha reconocido al productor en el precio de la leche  el valor que genera y la cantidad de mano de obra que ocupa. Siempre ha sido el más perjudicado en la cadena de valor.
Con relación a los precios pagados por el consumidor, en el caso de la leche fluida en sachet, el consumidor paga hasta 12 pesos, mientras que el tambero recibe entre 2,20 y 2,40 pesos en boca de tambo.
AIM Digital

× HOLA!