Rectángulo Image

Continúa la lucha por la salud de Matías


Ante el llamado a la solidaridad por el conmovedor caso de Matías, su madre, Alicia Bernardini, quiso agradecer a todas las personas que colaboraron y a los medios que le dieron difusión al caso.

Cabe recordar que Matías Bonzon, de 29 años, sufre una patología de enfermedades poco frecuentes, y junto a su madre se han visto obligados a recorrer el calvario que demanda ser un afiliado al IOSPER con problemas de salud.
En diálogo con Gualeguay21, Bernardini valoró como una experiencia significativa, a pesar de la situación, el sentir el apoyo y el aliento de personas que no conocía, al igual que de compañeros de trabajo, amigos y vecinos, lo que la llenó de fuerzas.
Por ese motivo, quiso, por este medio, llegar con su agradecimiento a todos los que de una u otra manera han hecho posible que su hijo Matías lleve adelante los complejos tratamientos requeridos.
Respecto de los dos estudios que quedaban por realizar, los cuales tenían un plazo de diez días y pocas posibilidades, la mamá de Matías informó que se realizó la video telemetría, con la intención era detectar el lugar exacto donde se producen las convulsiones, y así poder operar a Matías, pero, lamentablemente, los resultados no fueron los esperados y los médicos evaluarán la posibilidad de repetirla.
En este sentido, esta mamá se lamentó de que, por el momento, solo queda esperar los resultados del estudio genético realizado en Estados Unidos.
Con respecto a la Obra Social, Bernardini destacó que esta entidad aprobó el último estudio, de lo cual se enteraron al llegar al Hospital Británico, haciéndose cargo solo del 50%, como lo vienen haciendo hasta el momento, aunque Matías, por su Certificado de Discapacidad, debería estar cubierto en un 100%.
Del mismo modo, la mamá de Matías, ante tantos malentendidos con el IOSPER, recordó que el pasado 16 de enero presentó una nota pidiendo un detalle de lo adeudado, ya que habría montos que desconocería, por ejemplo, los traslados en ambulancia, de la cual no he recibido respuesta.
Consultada sobre qué les diría a los directivos del IOSPER de tenerlos frente a ella, Bernardini reconoció que solo les recordaría que hace 9 años que Matías lucha con una enfermedad muy difícil, y que hace 3 años, por consejo de los médicos, pidieron que fuera atendido en el FLENI, lo cual fue reiteradamente negado.
En su lugar, amplió la madre, a Matías lo derivaron al Hospital de Clínicas, momento a partir del cual todo ha sido un calvario, no por culpa de los médicos, quienes son excelentes desde su profesionalismo y calidad humana, sino porque ese hospital carece de los recursos necesarios para atender un caso como el de Matías.
En el mismo sentido, Bernardini agregó que en el IOSPER nunca entendieron el carácter de urgente de cada pedido, lo que significaba que debía ser resuelto en cuestión de día y no de meses, ni entendieron el diagnóstico de adrenoleucodistrofia, una enfermedad genética progresiva sin antecedentes en la edad de Matías.
Por último, la mamá de Matías se mostró firme al recordar que los directivos del IOSPER pueden insistir en negar las cosas recurriendo a la descalificación, así como lo hizo la Dra. González, lo cual es fácilmente rebatible pues ella posee cada nota de imploración enviada a la prestado, pero, en este caso, lo lamentable es que ninguno de ellos le va a poder devolver a Matías el tiempo perdido ante cada urgencia, ni tampoco le van a poder quitar el miedo, la desilusión y el dolor ante el avance de su enfermedad.
Gualeguay21

× HOLA!