Rectángulo Image

Lo que dejó el juicio por el crimen de Jesús Fernández

El viernes pasado, el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay dio a conocer las penas y selló la primera instancia de la Justicia en cuanto al crimen de Jesús Fernández, cometido en las primeras horas del año 2022. Pero, de los nueve involucrados, terminaron condenados efectivamente solo cuatro, mientras que los otros, todos menores, uno fue exonerado, una fue inculpada pero sin pena, y el resto ni siquiera fueron procesados.

La Justicia le impuso a Luis Francisco Telechea (29) la pena de prisión perpetua por encontrarlo culpable del delito de “homicidio agravado por alevosía en concurso real con lesiones leves agravadas por alevosía”, mientras que para Gisela Ovelar (35) y Roxana Rodríguez (34) dictó una pena de 10 años de prisión por “homicidio agravado por alevosía en grado de tentativa”.

Para completar el veredicto, de los dos menores enjuiciados, el joven de 17 años quedó exculpado, y la jovencita de 16 años, quedó como coautora del “homicidio simple en grado de tentativa”, pero sin pena alguna por ser menor.

Cabe recordar que estas penas resultan del juicio celebrado de 17 al 22 de mayo pasado, en el salón de Bomberos Voluntarios de Gualeguay, donde se juzgó, por la muerte de Fernández y el ataque a su familia, a Telechea, Ovelar, Rodríguez, y a los dos menores mayores de 16.

Pero estas cinco personas no fueron las únicas partícipes en aquel crimen, sino que también participó Rafael Axel Godoy (18), quien ya cumple su condena por haber reconocido su responsabilidad en el hecho y acordado un juicio abreviado, y otros 3 menores, todos de 15 años, que no fueron enjuiciados por ser inimputables.

El destino de los menores

Ahora bien, los cuatro mayores de edad que agredieron a la familia de Jesús Fernández, aunque no todos están presos, ya fueron condenados en primera instancia. Pero, de los cinco menores, una, mayor de 16, fue enjuiciada y condenada, y otro fue enjuiciados y exonerado, mientras que los tres de 15 ni siquiera pasaron por Tribunales.

A partir de esta sentencia, el futuro de la jovencita encontrada culpable de intento de asesinato pasó a manos del cuestionado Juzgado de Familia, a cargo de Pablo Guercovich, quien, seguramente, pedirá ayuda al Copnaf, y decidirá si a la agresora la invita a presentarse en el juzgado cada 15 días, a hacer terapia, y/o a retomar la escuela. Si todo esto fracasara, como es de esperarse, muy difícilmente ordene su internación en una residencia para su rehabilitación.

Norman Robson para Gualeguay21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× HOLA!